7 artefactos bíblicos que quizás nunca serán encontrados

7 artefactos bíblicos que quizás nunca serán encontrados

El mundo de la Biblia sigue fascinando a los estudiosos y al público en general.

  • Catagoría:  Fe
  • Autor:  ZonaJ

Anuncios

Numerosas excavaciones que se están llevando a cabo en Israel, Palestina, Jordania, Egipto y otros países de Oriente Medio

Tienen como objetivo ayudar a los investigadores a comprender mejor las historias escritas en el interior del libro. 

Los arqueólogos ven algunas partes de la Biblia como un registro histórico suelto, pero no hay forma de verificar (sin encontrar artefactos reales) lo que es verdad y lo que es ficción.

Aunque se han descubierto muchos artefactos bíblicos increíbles, como los Rollos del Mar Muerto, es probable que algunos de estos artefactos nunca se encuentren. 

Aquí hay una mirada a los artefactos bíblicos que probablemente nunca aparecerán.

 

1 - El Arca de la Alianza

Tallado de el arca de la alianza

Según la Biblia hebrea, Dios ordenó a Moisés que dijera a los israelitas que construyeran el arca de la alianza y que guardaran en ella las tablas inscritas con los Diez Mandamientos. 

El arca estaba hecha de madera de acacia y cubierta de oro.

Durante el reinado del Rey Salomón (hace unos 3.000 años), el primer templo, el lugar más sagrado del judaísmo, se construyó en Jerusalén. 

El arca de la alianza se mantuvo dentro del templo hasta el 587 A.C., cuando los babilonios conquistaron Jerusalén, destruyendo gran parte de la ciudad, incluyendo el templo. 

No está claro qué le pasó al arca después de eso. 

Algunas historias dicen que fue escondida antes de que los babilonios llegaran al templo, con una leyenda que dice que el arca "no será revelada hasta el día de la venida del Mesías, hijo de David".

 

2 - El Arca de Noé

Imagen del Arca encima de una piedra

Una historia contada en la Biblia hebrea dice que Dios inundó el mundo entero porque los humanos se estaban volviendo demasiado malvados. 

Antes de que esto sucediera, Dios le dijo a un hombre llamado Noé, a quien Dios creía justo, que construyera un arca enorme hecha de madera de ciprés y que albergara en su interior a la mujer y los hijos de Noé, junto con las parejas masculinas y femeninas de cada criatura viviente. 

De esa manera, el mundo podría ser repoblado después del diluvio.

Después de que el arca fue construida y las criaturas colocadas dentro de ella, según la Biblia hebrea, la Tierra fue inundada durante 150 días, matando todo lo que se movía en la tierra. 

Cuando las aguas del diluvio retrocedieron, el arca se posó en las "montañas de Ararat", dice la Biblia hebrea. 

Aunque existe un Monte Ararat en el este de Turquía, en la zona donde se cruzan las fronteras de Turquía, Armenia e Irán, no está claro si se trata de las "montañas de Ararat" a las que se refiere la Biblia hebrea.

Los exploradores han estado buscando el Arca de Noé durante siglos pero nunca la han encontrado y probablemente nunca lo harán. 

Muchos eruditos consideran que la historia es mítica y no creen que el Arca de Noé haya existido realmente.

 

3 - El Santo Grial

Imagen del santo Grial iluminado por un rayo de luz

El Santo Grial, también llamado el Santo Cáliz, es la copa que Jesús supuestamente usó en la Última Cena, que tuvo con sus discípulos antes de ser crucificado. 

Según la Biblia, "Tomó una copa y, después de dar gracias, se la dio a ellos [los discípulos], diciendo: 'Bebed de ella todos'. 

Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados." Mateo 26:27-28.

No está claro qué pasó con la copa después de la Última Cena, de hecho los eruditos no están seguros de si la Última Cena siquiera ocurrió. 

En la literatura medieval, el Rey Arturo y sus caballeros se embarcan en una búsqueda del Santo Grial, que se dice en las historias artúricas que tiene propiedades mágicas. 

Otra leyenda medieval sugiere que José de Arimatea, el hombre que se encargó de enterrar a Jesús, viajó a Gran Bretaña y trajo el Santo Grial con él.

Aunque son leyendas populares y fascinantes, los estudiosos generalmente consideran las historias como ficticias. 

Los eruditos ni siquiera pueden estar seguros de si la Última Cena ocurrió realmente y si el Santo Grial existió alguna vez. 

Incluso si el Santo Grial existió, es poco probable que se encuentre.

 

4 - Un pedazo real de la verdadera cruz

Imagen de las cruces en las que crucificaban personas

Alrededor del mundo, hay literalmente cientos de piezas de madera que se dice que provienen de la cruz en la que supuestamente crucificaron a Jesús. 

Un ejemplo fue encontrado en 2013 durante una excavación arqueológica en Turquía.

Las reliquias de Jesús, en particular los pedazos de la cruz, fueron particularmente populares durante la Edad Media. 

El teólogo Juan Calvino (que vivió de 1509 a 1564) dijo famosamente que si todos los supuestos pedazos de la verdadera cruz se reunían, podían llenar la bodega de carga de un barco entero.

Tales piezas son todavía populares hoy en día. 

En 2017, Live Science informó sobre un negocio que vendía reliquias (incluyendo un hueso supuestamente de San Nicolás) en eBay. 

Varias piezas supuestamente de la verdadera cruz estaban a la venta a precios de alrededor de 500 dólares, que Live Science encontró en ese momento.

En la actualidad, no hay ningún supuesto pedazo de la verdadera cruz que los estudiosos concuerden en que sea auténtico, y parece improbable que se encuentre alguno, porque habría sido hecho de madera y probablemente se habría descompuesto hace mucho tiempo. 

Incluso si un pedazo de la verdadera cruz sobrevivió hasta el día de hoy, sería difícil para los estudiosos identificarlo.

 

5 - Tesoros de pergaminos de cobre

Una piedra tallada con escritos

Encontrado en una cueva cerca de Qumran, el "Pergamino de Cobre" es uno de los más inusuales de los Pergaminos del Mar Muerto. 

Inscrito en el cobre (como su nombre lo sugiere), el "pergamino" discute los lugares donde se esconde una gran cantidad de tesoros. 

Este botín incluye artículos de oro y plata que algunos eruditos estiman que pesan 65 toneladas (59 toneladas métricas) de plata y 26 toneladas (24 toneladas métricas) de oro en total.

Las descripciones del texto de los escondites son crípticas y difíciles de entender. 

Por ejemplo, el pergamino dice que parte del tesoro está "en la gran cisterna, que está en el patio de la pequeña columnata" (traducción de J. T. Milik). 

Otro lote está en "la cueva del pilar con dos entradas que mira hacia el este", dice el pergamino.

Los eruditos debaten si estos tesoros han existido alguna vez. 

Algunos creen que los tesoros podrían ser reales, tal vez escondidos antes de que Jerusalén fuera capturada por los romanos en el año 70, mientras que otros estudiosos piensan que los tesoros podrían ser ficticios. 

En cualquier caso, parece improbable que alguna vez sean encontrados.

 

6 - Fuente Q

Imagen de los escritos de una biblia

Q source es el nombre que los eruditos dan a un hipotético texto que puede haber sido usado para ayudar a escribir el Evangelio de Mateo y el Evangelio de Lucas. 

Muchos eruditos creen que el Evangelio de Marcos fue el primer Evangelio cristiano y que los autores de los Evangelios de Mateo y Lucas usaron Marcos y Q source para escribir sus Evangelios.

Los arqueólogos aún no han encontrado un texto que contenga la fuente Q, lo que lleva a algunos eruditos a especular que la fuente era una tradición oral que nunca fue escrita o que la fuente Q nunca existió.

Si la fuente Q existió y fue escrita, entonces probablemente no fue copiada tan ampliamente como los evangelios de Marcos, Mateo y Lucas. 

Aunque hay numerosas copias de esos evangelios de la antigüedad y de la Edad Media, no hay un solo texto de la fuente Q que sobreviva hoy en día, y parece poco probable que se encuentre uno.

 

7 - El verdadero sudario funerario de Jesús

Un cuarto oscuro con una cama de piedra con mantas encima y una roca que medio lo cubre entrando luz

Según las historias que se cuentan en la Biblia, un hombre llamado José de Arimatea enterró a Jesús después de su crucifixión. 

"Entonces, José compró una tela de lino y sacó el cuerpo, lo envolvió en la tela de lino y lo puso en una tumba que había sido tallada en la roca

Luego hizo rodar una piedra contra la puerta de la tumba." Marcos 15:46.

Ha habido un gran interés en encontrar este sudario funerario

Han aparecido varias falsificaciones a lo largo de los siglos, la más famosa es el Sudario de Turín, que fue creado en la Edad Media.

No está claro qué pasó con el verdadero sudario funerario de Jesús. 

El Evangelio de Lucas dice que después de que Jesús fuera enterrado, el apóstol Pedro entró en su tumba e "inclinándose, vio lastiras de lino que yacían solas, y se fue, preguntándose a sí mismo qué había pasado". Lucas 24:12. 

Sea lo que sea que haya pasado con el verdadero sudario funerario de Jesús, parece poco probable que se encuentre


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios