¿Usted realmente sabe lo que está cantando?

¿Usted realmente sabe lo que está cantando?

¿Usted realmente sabe lo que está cantando? ¿Tenemos que dar excusas por las canciones que se supone que deben honrar a nuestro Señor resucitado?

  • catagoría:  Fe
  • Autor:  Jacob Paul
  • Comentarios:

     

Anuncios

"Usa bien la palabra de verdad", esta es nuestra responsabilidad. ¿Está usted de acuerdo con esta afirmación?: Los maestros y predicadores de la Biblia tienen la responsabilidad de manejar e interpretar la palabra de Dios lo más preciso posible con el correcto cuidado teológico.

Entonces, ¿por qué este principio se aplica raramente a las canciones de alabanza que cantamos comunitariamente?, ¿no deberíamos tener cuidado, o por lo menos saber qué es lo que estamos proclamando al unísono? 

Lamentablemente, esto no suele ser así, parece que estamos bien cantando canciones que se centran en nosotros en lugar de Dios, canciones que no se centran en nuestro Salvador, y canciones que son un desastre desde el punto de vista teológico.

"Pero me gusta la melodía", "Tiene un buen ritmo", "Tiene buenas intenciones".

¿Tenemos que dar excusas por las canciones que se supone que deben honrar a nuestro Señor resucitado? Sinceramente, creo que hemos llegado a ser un poco descuidados con nuestras canciones de alabanza, cantando palabras o canciones, que pueden estar bien, pero que no son canciones reales de culto, que son canciones reflexivas sobre nosotros. Una de esas canciones es "Creeré" de Tercer Cielo. 

Ahora, antes de empezar a enojarse y gritarme sobre este artículo, continúe leyendo por un momento más.  Me gusta esta canción, como una canción, no como una canción de adoración y no creo que es prudente estar cantando este tipo de canciones en la comunidad.

Esta canción es un himno de nuestra propia fe, cuando la cantamos la estamos cantando para animarnos a nosotros mismos, esta canción no es una canción de adoración, ¿cómo lo podemos saber?, las conjugaciones del pronombre "tú" y "yo" se utilizan aproximadamente 38 veces, mientras que el nombre de Dios es mencionado solamente dos veces.

 ¿Es ésta canción sobre Él?, no, se trata de nosotros, de nuestra fe y la fuerza que nos da para perseverar.  Este no es un mal mensaje, tal vez es una buena canción para cantar en frente de una congregación como un testimonio, pero esta canción no es un canto de alabanza y adoración.

¿Ves a dónde quiero llegar con esto?

La pregunta que debemos hacernos a nosotros mismos al final de nuestros servicios de adoración no es, ¿me gusta la canción? o ¿me conmovió?, sino más bien, ¿era una canción en donde Dios era exaltado y honrado?

Alabanza "es un ejercicio del espíritu humano que se dirige principalmente a Dios, no es una empresa emprendida para satisfacer nuestra necesidad o para hacernos sentir mejor o para servir a nuestro gusto estético o el bienestar social, sino para expresar la dignidad de Dios mismo .... adorar a Dios es atribuir al Dios supremo valor, porque él es único digno de ser honrado de esta manera .... "(ISBE, vol. 4 p. 1131)

Creeré es una buena canción, pero no se ajusta a esta definición. Sin embargo, es mucho menos problemática que la canción "Días de Elías" de Robin Mark. 

Me encantaba cantar esta canción en los campamentos, y bailarla en la iglesia hasta que me enfrenté con la pregunta: ¿Qué quiere decir esta canción?, esta canción es teológicamente loca.

¿Se imagina un pastor tratando de predicar un sermón sobre este tema? No, así que ¿por qué la seguimos cantando?, ¿por qué estamos siendo tan descuidados con las palabras que se suponen que son una fragancia con olor dulce a nuestro Dios?

Miremos la canción un poco más:

En primer lugar, permítanme decirles que he leído la explicación que Robin Mark da, dice que es una canción tipológica, pero parece una explicación un  poco ambigua con una canción que lleva claramente temas dispensacionalistas (de los cuales Mark suscribe abiertamente en sus servicios para los seguidores de la tradición judía y los cristianos por igual).

1. Ahí está mi mayor problema: esta canción alude a Jesús, pero se aleja de utilizar realmente su nombre, porque entonces los judíos, obviamente, no podrían cantar esta canción.

2. Los nuevos creyentes, y mucho menos los no creyentes no van a entender la mayor parte de esta canción. Muchas de las referencias son complicadas y podríamos estar hablando de la segunda venida de Cristo, o de la primera llegada, no deberíamos estar cantando una canción tan confusa. Ahhh, espera, se me olvidó que la melodía es pegadiza.

3. Esta canción tiene muchos versos e historias fuera de contexto, es como escuchar lección de historia de un profesor de matemáticas. Para ir a los detalles tomaría aproximadamente 2 páginas más. Basta con mirar a esta línea: "Y estos son los días de tu siervo Moisés, la justicia se está restaurando", la justicia definitivamente no fue restaurada en los días de Moisés, fue plenamente demostrada por Jesús.

Tal vez él quería decir los Diez Mandamientos, pero esto no trajo justicia , sólo lee Éxodo. Una vez más, ¿por qué no hay esta mención "Estos son los días de Jesús", algo no está bien.

Sí, tal vez nos sintamos bien al cantarla, pero es confusa y teológicamente peligrosa. Como un comentarista dijo: "Es triste ver que en nuestras iglesias evangélicas podamos tener una canción tan popular en donde nadie note que no es bíblica".  

No hay ningún problema en el reconocimiento de ascendencia judía en el contexto de una canción (buen ejemplo: Como Hizo David), siempre y cuando se refiere a la adoración a Dios y Jesús.

De no ser así podría confundir a la gente haciéndoles creer que el judaísmo y el cristianismo son uno en sí mismo, compartimos algunas raíces, pero entonces algunos podrían decir que el Islam también, pero dudo encontrar un cristiano dispuesto a cantar una canción que también podría ser cantado en la tradición del Islam, así que ¿por qué está bien, si se refiere al judaísmo?

Matt Redman es un líder de alabanza y maestro que respeto mucho. No porque sea perfecto, pero que comprende la primera y más importante cosa acerca de la adoración: “Cuando la música se desvanece, todo es despojado de distancia, y yo simplemente vengo / Anhelo sólo traer algo que sea de valor que bendecirá tu corazón / Me voy a volver al corazón de la adoración, y es todo acerca de ti, Jesús.

Si las canciones de alabanza son acerca de nosotros, hemos perdido la pista de por qué estamos cantando. La adoración debe parecer y sonar como la de David. Volvamos a la ruta y tomemos postura, no cantemos algunas de estas canciones, porque esto también una manera de adorar a Jesús y volver nuestra atención sólo hacia Él.

Miren:

Salmos 97

1 ¡El Señor es rey! ¡Regocíjese la tierra! ¡Alégrense las costas más remotas! 2 Oscuros nubarrones lo rodean; la rectitud y la justicia son la base de su trono. 3 El fuego va delante de él? y consume a los adversarios que lo rodean. 4 Sus relámpagos iluminan el mundo;? al verlos, la tierra se estremece. 5 Ante el Señor, dueño de toda la tierra, las montañas se derriten como cera. 6 Los cielos proclaman su justicia,?y todos los pueblos contemplan su gloria.


Jacob PaulPor @jacobzonaj
Jacob es el "gringo" de ZONAJ, estudió historia y literatura inglesa, excelente cocinero, excelente lector y crítico y amante del cine.

Anuncios

blog comments powered by Disqus