Artista Usa Inteligencia Artificial para Recrear el Rostro de Jesús

Artista Usa Inteligencia Artificial para Recrear el Rostro de Jesús

La Inteligencia Artificial (IA) ha encontrado una nueva expresión en el arte del fotógrafo y diseñador digital holandés Bas Uterwijk

  • Catagoría:  Tecnología
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:  


Anuncios

El artista publica rostros "recreados" por la tecnología de aprendizaje automático de un software llamado Artbreeder.

El funcionamiento de la aplicación es sencillo de entender: recopila toda la información conocida sobre una persona - no sólo su estructura facial física, sino también la información geográfica y temporal (lugar de nacimiento y período de vida, por ejemplo) - para crear una figura más aproximada de lo que sus conclusiones técnicas pueden extraer.

El resultado es obvio: figuras ultra-realistas con nombres icónicos en la historia, como el primer presidente de los Estados Unidos, George Washington, o incluso celebridades más contemporáneas y conocidas, como la estrella de rock David Bowie, que murió en enero de 2016.

Incluso está Mike Ehrmantraut, un personaje que vivió el actor Johnathan Banks en la serie Breaking Bad.

 

El Mesías, en AI

Ciertamente, una figura que llama mucho la atención en el Instagrama de Uterwijk es la "imagen" de Jesucristo.

La máxima figura humana del cristianismo también ha sido recreada por el software de inteligencia artificial, logrando un resultado considerablemente diferente de lo que se ve en los "santos", imágenes y estatuas que se encuentran en la mayoría de las iglesias de alrededor.

La imagen fue tomada de su perfil en Instagram, pero aún está presente en el sitio web personal del artista, donde guarda su portafolio:

La mayoría de los historiadores modernos - incluyendo algunos que no siguen los preceptos religiosos - están de acuerdo en que Jesús (o alguien que llega a ser conocido como Jesús) existió de hecho, posicionando su nacimiento en Belén, una región a unos 10 km de Jerusalén.

La propia Biblia no ofrece ninguna pista sobre su aspecto físico, excepto para mencionar que no destacó entre la multitud de ninguna manera.

Teniendo en cuenta que Jerusalén está situada en el Oriente Medio, un hombre que no se destacara físicamente de su población media seguiría más o menos el mismo patrón corporal que los habitantes de la región.

En resumen, el programa informático utilizado por Uterwijk concluía que Jesús era un hombre con tonos de piel negra y rasgos faciales más conspicuos, mientras que la representación moderna (debido en gran parte a la expresión romana de Jesucristo) lo sitúa como un hombre blanco con pelo liso.


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios