Marie Fredriksson: Escuchando el Corazón de Roxette

Marie Fredriksson: Escuchando el Corazón de Roxette

Marie Fredriksson de Roxette será recordada por su fe cristiana, la cual le ofreció descanso en sus últimos días de vida.

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  Jorge Mario Marin
  • Comentarios:  


Anuncios

El 2019 nos despidió con la triste noticia del fallecimiento de la cantante Marie Fredriksson a finales del año.

El dúo sueco de pop rock Roxette, conformado por Marie y el músico Per Gessle, fue una de mis bandas favoritas en mi adolescencia.

La radio estaba saturada de sus temas, canciones sencillas pero realmente cargadas de energía como The Look, Dressed For Success, Joyride, How Do You Do!, June Afternoon y preciosas baladas como Listen to your Heart, Fanding Like a Flower,  spending my time y por  supuesto it must have been love banda sonora de la película Pretty Woman.

De igual manera la canción Almost Unreal seria prestada para la película de Mario Bros, el personaje de video juegos que por aquellos años noventa gozaba de una gran popularidad, parte de su letra tenía un párrafo interesante: “Es un mundo de locos allá afuera, esperemos que nuestras oraciones se encuentren en buenas manos esta noche”.

Sin embargo, la relación de Marie Fredricksson con la fe, se encontraba por aquel entonces en una posición muy tensa.

Siendo apenas un infante Marie sufrió la pérdida de su hermana mayor Anna Lisa en un accidente, esto provocó que le fuera muy difícil creer en Dios, aunque podría llegar a tratarse más de un disgusto con el Creador que realmente alguna clase de ateísmo.

Para 2002 el dúo musical se encontraba en un receso, es entonces cuando la cantante recibe la noticia de un tumor maligno y cáncer en el cerebro.

Todo el duro proceso de su lucha con la enfermedad se vio plasmado en el documental “Una segunda oportunidad” transmitido para la TV es aquí donde un giro inesperado para sus fans empieza a llamar la atención, debido a la insistencia de Fredricksson al agradecer a Dios por permitirle superar sus problemas de salud.

“Estoy en contacto con Dios todos los días. Siempre es algo muy cálido y grandioso” afirmaba.

“Poco a poco nos volvimos amigos más y más, y ahora se ha convertido en un cálido y maravilloso apoyo. Primero, noté que estaba perdiendo la visión en mi ojo derecho. Lo próximo que recuerdo es la voz de mi esposo gritando luego de que cayera al piso aquel 11 de septiembre; tuve una convulsión epiléptica, ya que mi cabeza sufrió un golpe muy fuerte. Luego, estaba en camino al hospital en una ambulancia, y el resto de la historia, bueno, ya lo saben. El asunto más complicado fue que tuve que volver a aprender a escribir y a cantar. Por un momento pensé que nunca más podría volver a cantar, pero afortunadamente eso no fue así”.

Es entonces cuando llega la producción en solitario The Change, un álbum personal e introspectivo sobre su proceso y regreso a la fe cristiana.

La honestidad y el profundo agradecimiento al Señor en este álbum dividió a sus fans, algunos de ellos escribieron cosas despectivas a este nuevo giro en sus letras, pero otros la apoyaron y permanecieron fieles a la transición de su cantante favorita.

En el 2007 regresó confiada a los escenarios con la gira Nu!, posteriormente estaría lista para regresar con su amigo Per Gessle con una gira de aniversario de Roxette.

Sin embargo el 2016, marcaría el deceso definitivo de la banda, una recaída de salud interrumpió lo que sería la celebración mundial de los 30 años en el mundo de la música.

La cantante jamás dejo de luchar y siempre contó con el apoyo de su esposo el también cantante Mikael Bolyos y sus dos hijos Inez Josefin y Oscar Mikael.

"Pasé trece años de mi vida bajo el estigma del dolor, pero nunca me di por vencida, y no me voy a rendir. Voy a seguir peleando hasta que no pueda más. Fue un milagro que sobreviviera. Si uno no pasó por esto, no puede entenderlo", permanecía optimista a pesar de que las secuelas permanecían, ya que tenía problemas en el ojo derecho, desajustes auditivos, motores, de orientación y de memoria.

Algunas de sus últimas presentaciones se le podía observar sentada, lejos de la energía que le caracterizaba en los 80 y 90 pero si con la alegría y el carisma que solía contagiar.

"Las dificultades de la vida no terminan nunca. No se puede vivir sin dolor". Afirmaba en el libro Listen to my Heart, escrito por la periodista Helena von Zweigbergk.

La cantante fallece el 9 de diciembre de 2019.

Muchos músicos pasan a la historia por sus grandes canciones, son recordados por sus excelentes presentaciones y su carisma escénico, Marie Fredriksson estará en nuestra memoria por mucho más que eso, su fe en el Señor ya sea para gusto o disgusto de sus oyentes, es algo que estará presente siempre que sea referenciada.

“Mi yugo es suave, y ligera mi carga”. Es algo que Jesús nos brinda en Mateo 11:30, palabras en las cuales podemos descansar no de las constantes batallas de la vida, pero nos permite perseverar y resistir cuando tengamos que enfrentarlas hasta el final de nuestros días en esta tierra.


Jorge Mario MarinPor @GeorgeRock
Jorge Mario es un super conocedor de la música y en especial del rock y el metal cristiano.  Gracias a sus conocimientos fue el director de ZonaJ Muzic por varios años.

Anuncios


Su opinión es importante

* Campos obligatorios
5000
Captcha Image

Comentarios (0)

Nadie ha opinado. ¡Sea el primero!