Owl City y el Viaje Espacial de la Fe

Owl City y el Viaje Espacial de la Fe

Owl City fue creado por Adam Young en el sótano de la casa de sus padres. Comenzó a hacer música porque padecía un fuerte insomnio. Vea aquí porque...

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  Jorge Mario Marin
  • Comentarios:  


Anuncios

A decir verdad entre más pasa el tiempo, menos interés encuentro a lo que se ha denominado de forma incorrecta por años como “música cristiana contemporánea”.

Encuentro poco atractivo cantantes que usan el circuito evangélico de una manera farandulera y superficial, por supuesto, existen excepciones a la regla, pero la mayor parte de las cosas que escucho y veo en la actualidad me generan escasa atención.

Es por eso que constantemente estoy en la búsqueda de artistas de fe cristiana que expresen sus convicciones de la manera en que Bono vocalista de U2 invita en el documental sobre los salmos al lado del pastor presbiteriano Eugene Peterson.

Dicha invitación no es más que usar la música como un medio de total honestidad de parte del artista cristiano, es por eso que aunque aprecio la música de adoración y los himnos clásicos, busco encontrar cantantes o bandas que  traduzcan su fe en medio de su vida cotidiana y su visión del mundo.

En esa especie de cacería, me encanta encontrar artistas que crean sus propios personajes para sus canciones como Damien Jurado o Ashton Nyte.

Debo reconocer sin embargo que el músico conocido en el medio artístico como Owl City no llamo mucho mi atención en un principio.

De momento solo lo veía como un cantante popular que hacía canciones y videos para bandas sonoras de Disney y realizaba un dúo al lado de la cantante de teen pop Carly Rae Jepsen, además de protagonizar en cierto grado el lamentable incidente en el que su guitarrista de giras Daniel P. Jorgensen es despedido de la banda por protagonizar un escándalo sexual cuando una adolescente lo demando por acoso.

Sin embargo pasó el tiempo y comencé a encontrar aspectos muy interesantes en este músico, los cuales hicieron que encontrara atractiva su propuesta artística.

Para empezar, el hecho de encontrar blogs y páginas donde una gran parte de su público y fans no eran necesariamente creyentes me pareció algo que debería evaluarse.

Por otro lado no solo se trata de Owl City, sino también de varios proyectos en la línea de música electrónica bajo nombres como Port Blue, Swimming and Dolphins o bajo su nombre real de Adam Young.

Bajo este último título es donde he encontrado su mejor aspecto en cuestión de creatividad, ya que por un tiempo se dedicó a sacar trabajos realmente impresionantes de estilo ambient, space y toques de rock progresivo instrumental.

Apollo 11, Miracles in the Andes, RMS Titanic…van más allá de simples proyectos por diversión se trata de música bien pensada bajo una atmósfera que nos transporta casi a protagonizar una especie de film.

Adam Young criado en Owatonna, Minnesota, siempre llevo una vida más bien tranquila, asistiendo a la iglesia con su familia, trabajaba en una fábrica de coca cola y siempre se destacó por ser una persona introvertida.

Comienza entonces a tener problemas de insomnio, lo cual le lleva a usar el tiempo para componer música en su sótano, esto agregado al hecho que sus compañeros de escuela secundaria se mudaron de ciudad.

Es aquí donde nos encontramos con un personaje que sabe sacar partido de la soledad y problemas de salud, en vez de ver estas cosas como inconvenientes en su vida, los utiliza para expresar toda su creatividad en el arte.

“Creo que afortunadamente, el ser insomne ha sido más bueno que malo para mí. Lo veo más como un beneficio porque me permite tener más horas de trabajo en el día, en lugar de dormir. No diría que tengo una falta drástica de sueño clínicamente diagnosticada, pero en verdad me toma unas horas poder dormirme en las noches, y no son horas buenas. Pero es como cualquier cosa con la que tienes que aprender a vivir” afirma para Republic Records.

Lo interesante de su trabajo es que a pesar de componer y realizar sus producciones en un ordenador, Adam reconoce la gran experiencia de realizar presentaciones en vivo con una verdadera banda de rock n roll, con la cual ha realizado giras presentándose en lugares como el house of blues y viajando por Europa, Australia y Asia y al lado de bandas como Maroon 5 o Relient K.

“Me gusta un montón tocar en vivo. Soy introvertido por naturaleza, así que no me parece lo mejor estar rodeado por gente todo el tiempo. Tengo que cerrar la puerta y estar solo para recuperar la cordura y el equilibrio, y cuando estoy de gira a veces eso es difícil. Pero vas viendo cómo son las cosas, te vas amoldando e intentando hacer tu trabajo lo mejor que puedes, hasta que aprendes a distinguir entre lo que debes hacer y lo que no. Y esta es la actitud que hace una gran diferencia en el mundo”.

Por su parte, Steve Goold baterista de la banda se muestra reacio a que la agrupación sea etiquetada de alguna manera: “No me gusta cómo se etiqueta a la música cristiana. Alguien hace una canción que sin dudas es rock, pero le pone una letra cristiana, y de repente resulta que no es "Rock", sino que es "Música Cristiana".

Sin embargo sus creencias son algo diferente en cuestión de querer dejar un legado: “Quiero que la gente sepa que lo que más valoro en este mundo es darle gloria a Jesucristo, y me gustaría que todos hicieran lo mismo. La música es grandiosa y disfruto mucho con ella, pero esta debe servir para conocer más gente y para compartir la noticia de Jesús. Espero que ante todo, las personas que me recuerden, me recuerden como a un Cristiano” comento para Muddy Flowers.

Por parte de Adam Young sus creencias es algo invaluable, cuando Good Time le realizó una interesante pregunta dejó entrever su radicalidad:

¿Por qué crees que los creyentes tienen tantas dificultades para pasar un "buen momento" y divertirse en lugar de sentarse en la iglesia?

Adam: No creo que a los creyentes nos cueste divertirnos, creo que nuestro problema es justamente el opuesto. La gente piensa que todo vale, y quizá lo que necesitamos es revisar nuestra realidad y nuestros valores morales de vez en cuando.

Sin embargo comparte un pensamiento compatible con su baterista, lo cual define muy bien sus proyectos:

“Mi fe juega un papel importante en mi vida, y por eso influye en mi música y mis canciones. Sin embargo, no veo a Owl City como un proyecto musical cristiano porque incluye muchos otros aspectos de mi vida”.

Tengo que darles un gran crédito a músicos como Adam Young más allá de sus proyectos de synth pop, ya que realmente nos encontramos ante la visión de un artista de fe que entiende que nuestro mayor legado es dejar una huella de fe y convicción antes que simplemente escribir aleluyas en cada estrofa de una canción.

Sabemos que como creyentes, nos es cada día más complicado mantenernos firmes en un mundo de relativismo moral y no es la idea idealizar a nuestros cantantes cristianos o ponerlos en un pedestal, pero si elevar oraciones para que sigan siendo luz en donde disfrutan realizando lo que aman hacer.


Jorge Mario MarinPor @GeorgeRock
Jorge Mario es un super conocedor de la música y en especial del rock y el metal cristiano.  Gracias a sus conocimientos es el director de ZonaJ Muzic

Anuncios


Su opinión es importante

* Campos obligatorios
5000
Captcha Image

Comentarios (0)

Nadie ha opinado. ¡Sea el primero!