10 Datos Raros sobre el Cristianismo y el Imperio Romano

10 Datos Raros sobre el Cristianismo y el Imperio Romano

La relacion entre los cristianos y el Imperio Romano tuvo altibajos durante todos los siglos que duró. Vea nuestros momentos favoritos de este drama.

  • Catagoría:  Fe
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:  


Anuncios

La antigua Roma tiene un aura cautivadora que atrae a la gente moderna a pesar de la caída del imperio hace siglos. Compite con la fascinación de la antigua Grecia.

Los antiguos romanos nos dieron números romanos, sistemas de alcantarillado y Julio César.

Sin duda eran personas influyentes con todas sus contribuciones y héroes, pero tenían un lado oscuro que también forma parte de su legado.

La antigua Roma era un caldo de cultivo de persecución y crueldad para los cristianos que vivían allí. Después de todo, los paganos sospechaban de la negativa cristiana a sacrificar a los dioses romanos y a menudo creían en los peores rumores sobre este grupo minoritario.

Consideraban al cristianismo como "superstición"; los cristianos eran calumniados y chivos expiatorios por la gran población pagana que los encontraba extraños, atemorizantes y merecedores de la muerte.

El cristianismo tuvo un comienzo difícil y enemigos poderosos. Pero en el año 313 d.C., el emperador Constantino emitió el Edicto de Milán, que aceptó el cristianismo y le dio estatus legal en el Imperio Romano.

 

1 - Los cristianos eran sentenciados a trabajar en las minas

Trabajar en las minas suena como un trabajo que un tipo normal tendría. No suena aterrador, como ser comido por un león o ser quemado vivo. Además, parece ser un castigo mínimo en comparación con los castigos típicamente duros que se asocian con los antiguos romanos.

¿Así que era realmente un "castigo"? El término romano usado para condenar a algunos a las minas era damnatio ad metalla ("condenado a las minas").

Los cristianos no siempre fueron asesinados inmediatamente por los romanos. En cambio, por sus transgresiones, los cristianos podían ser condenados a trabajar en las minas hasta que murieran.

Lo creas o no, se consideraba que era el castigo más severo aparte de la ejecución. Uno podría describirlo como "una lenta sentencia de muerte" o "ser trabajado hasta la muerte".

 

2 - La persecución ocurrió sólo a nivel local hasta la mitad del tercer siglo

Durante un tiempo, los cristianos se ocuparon de los prejuicios romanos, sobre todo por parte de la gente del pueblo. Pero en 249, el emperador Decio inició la primera persecución en todo el imperio.

El emperador Decio fue acreditado por el hecho de haber iniciado el tratamiento descendente de los cristianos romanos de mal en peor.

La persecución a menudo ocurría a nivel local, pero Decio usó su poder para hacer que el sufrimiento de los seguidores del Evangelio fuera peor de lo que nunca había sido.

Hizo esto emitiendo un edicto que ordenaba a todos en el Imperio Romano a realizar un sacrificio a los dioses romanos y al emperador romano.

Hizo quemar Biblias y fue tan malo como Nerón en términos de oprimir a esta secta religiosa, aunque es difícil competir con la infamia de Nerón.

 

3 - El primer emperador cristiano fue Felipe el árabe, no Constantino

Constantino es ampliamente acreditado como el primer emperador romano en convertirse al cristianismo. Sin embargo, Felipe el árabe celebraba la Pascua con los cristianos antes de que Constantino se convirtiera en emperador; Felipe, hijo de un jeque, mostró un rostro amable a los cristianos y fue el primer emperador cristiano.

Decio, el asesino y sucesor de Felipe, reforzó la adoración de los dioses paganos. Esto puede haber sido una respuesta a lo que él veía como una peligrosa tendencia de Felipe a tolerar una nueva religión.

Los historiadores modernos descartarían esta afirmación, pero los primeros cristianos creían que Felipe el Árabe era un cristiano secreto.

 

4 - Un emperador romano que prohibió el cristianismo salvó a un grupo de cristianos de una turba

El emperador romano Septimio Severo emitió un edicto que prohibía la conversión al judaísmo y al cristianismo. Nació de Publius Septimius Geta y Fulvia Pia, una familia rica y distinguida de rango ecuestre.

Las persecuciones contra los cristianos eran comunes durante su reinado, y su edicto que prohibía la fe cristiana hace que este emperador parezca poco probable que levante un dedo para ayudar a un cristiano en crisis.

Según Tertuliano, un autor cristiano de Cartago, Severus intervino para salvar a los cristianos de "la turba" que quería matarlos e incluso tuvo a un cristiano como su propio médico personal.

Aunque no es un aliado de esta minoría, Severus aún así salvó sus vidas de una brutal muerte al menos una vez en su reinado. Aunque la experiencia típica de la mayoría de los cristianos durante el reinado de este emperador fue desagradable y a menudo fatal.

 

5 - Los cristianos eran acusados de odiar la raza humana

Cuando matar no era una opción, la calumnia era otra arma empleada por los antiguos romanos para hacer de la vida un infierno para los cristianos.

Los romanos paganos creían que los cristianos odiaban a la humanidad porque se negaban a participar en la vida social y cívica de Roma que se entrelazaba con el culto pagano.

Los cristianos eran vistos como antisociales y reservados.

Se reunían por la noche y celebraban asambleas secretas. También fueron acusados de cometer crímenes horribles, como el asesinato y el incesto.

 

6 - La historia de una mujer noble y una chica esclava

Una conmovedora historia de la ruptura de las distinciones de clase surgió de la persecución en Cartago. Perpetua, una joven noble, y Felicitas, una esclava, se cogieron de la mano e intercambiaron un beso de paz antes de ser arrojadas a los animales salvajes en un festival público.

Estas mujeres violaron la ley al convertirse al cristianismo, que fue prohibido durante el reinado del emperador Septimus Severus.

Los miembros de la sociedad romana eran grandes creyentes en la jerarquía. La clase era importante. Los romanos hicieron una clara distinción de a qué clase pertenecía cada persona.

Aunque estas dos mujeres tenían posiciones muy diferentes en la vida, no se veían como nobles y esclavas, sino como hermanas en Cristo. Parece que la fe puede unir a la gente.

Su historia ha sido contada de nuevo por los cristianos durante muchos años después de su martirio.

 

7 - Canibalismo ritual

Todo el mundo tiene problemas para entender las costumbres y creencias de personas de diferentes culturas y religiones. En el mayor malentendido de todos los tiempos, muchos romanos creían que los cristianos eran caníbales porque pensaban que los cristianos realmente comían la "carne y la sangre" de Cristo.

Los romanos confundieron el ritual de la Eucaristía con el canibalismo, que dañó aún más a los cristianos a sus ojos. Gran parte de la comprensión del cristianismo era en forma de chismes y prejuicios locales.

Un ritual inocente fue dañado por una mentira viciosa.

Irónicamente, los primeros cristianos llamaron a los romanos caníbales por asar a sus víctimas en la hoguera.

Los romanos también bebían la sangre de los gladiadores como remedio para la epilepsia.

 

8 - Los cristianos y el ejército romano

Los cristianos desafiaron el establecimiento del poderoso imperio al negarse a participar como soldados en el ejército. El ejército romano era inseparable de la religión romana.

Los soldados participaban en la idolatría pagana, lo cual era inaceptable. Los cristianos que ya estaban en el ejército se negaron públicamente a participar en el sacrificio.

En el 302, un cristiano interrumpió un sacrificio público en progreso en Antioquía. El emperador Diocleciano comenzó a perseguir a los cristianos.

Exigió que todos los soldados cristianos renunciaran al ejército romano.

La relación entre el ejército y la nueva secta religiosa era desordenada, especialmente cuando se esperaba que los soldados defendieran y expandieran un imperio que los trataba mal.

 

9 - Constantino abolió los tatuajes debido al cristianismo

En la Biblia, Levítico 19:28 dice: "No corten sus cuerpos por los muertos ni se hagan marcas de tatuajes. Yo soy el SEÑOR." Sólo esclavos y criminales convictos tenían tatuajes en Roma.

Se consideraba de bárbaros tener tatuajes en el cuerpo. Como los criminales eran vistos como las personas más bajas de la sociedad, parece apropiado.

Alrededor del año 325 d.C., el emperador Constantino prohibió el tatuaje de la cara porque creía que la cara estaba hecha a imagen de Dios y no debía ser desfigurada.

El recién convertido Constantino se inspiró en las enseñanzas cristianas e hizo que los tatuajes pasarán de moda, incluso para los criminales.

 

10 - Los cristianos fueron acusados de ser ateos

Los cristianos han perseguido, silenciado, burlado y asesinado a los ateos. En la mente de los antiguos romanos, sin embargo, los cristianos eran ateos.

Los romanos encontraron todo tipo de acusaciones para los miembros de la iglesia primitiva. La justificación: Negación cristiana de los otros dioses y negativa a adorar a los emperadores.

Así, los cristianos fueron acusados de traición. Los antiguos romanos no podían entender una adoración sin imágenes porque construyeron estatuas de sus dioses. Esto hizo que los cristianos se destacarán.

El ateísmo es la ausencia de creencia en la existencia de deidades. Mientras tanto, los cristianos adoran orgullosamente a Dios.

Es difícil pensar en las dos creencias como la misma cosa, especialmente con ateos como Richard Dawkins desacreditando las doctrinas cristianas.

La ironía es que la antigua Roma dio al cristianismo algunos de sus primeros mártires porque eran considerados ateos.


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios


Su opinión es importante

* Campos obligatorios
5000
Captcha Image

Comentarios (0)

Nadie ha opinado. ¡Sea el primero!