Entre el Heavy Metal y la Fe

Entre el Heavy Metal y la Fe

No todos los músicos en el rock pesado y otros géneros rechazados por muchos cristianos son personas muertas espiritualmente. Conozca algunos aquí...

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  Jorge Mario Marin
  • Comentarios:  


Anuncios

Desde su total conversión a la fe evangélica a finales de los cincuenta, Pat Boone es uno de los rockeros cristianos más queridos en los Estados Unidos.

El artista puede considerarse como pionero de la ola del rock n roll, pero de la segunda, que fue de alguna manera creada para apagar un poco el fuego que habían encendido figuras como Elvis Presley y Chuck Berry, ya que ahora el mercado buscaba artistas que no fueran tan anti establecimiento y mostraran un rostro más amable con el cual los preocupados padres de familia pudieran estar más tranquilos ante los ídolos que sus hijos adolescentes estaban imitando.

No obstante el intérprete de Money Honey y Speedy Gonzales, estuvo a punto de perder su matrimonio a causa de sus excesivas fiestas, por supuesto aquí es donde entra la fe en Dios a salvar su vida, aunque había sido educado en la Iglesia de Cristo fue su acercamiento al movimiento carismático lo que lo llevó al camino nuevamente.

Posteriormente entra a la modalidad de un góspel más tradicional, con algunos agradables acercamientos nuevamente al rock y el country en discos posteriores. Se convierte en productor de artistas del Jesus Music de los setentas y protagonista de varias películas de corte evangélico como La Cruz y el Puñal donde interpreta al pastor David Wilkerson y más recientemente la segunda entrega de Dios no está Muerto.  

En 1997 saca al mercado un disco medio en broma o medio en serio, depende del punto de vista de cada quien, bajo el título de No More Mr Nice Guy y acompañado de una orquesta de big band, con estos interpreta covers de Judas Priest, Metallica, Deep Purple, Guns and Roses, Jimi Hendrix, entre otros grandes del genero del hard rock y el heavy metal, todo esto contando con la participación de Ronnie James Dio y Richie Blackmoore.

La mayoría de sus fanáticos entendieron que se trataba de un artístico y bien logrado enfoque musical que buscaba de alguna manera parodiar el fanatismo norteamericano y su eterno aquelarre ante cualquier cosa que llevara el apellido rock n roll.

Para terminar de expandir fuego en el bosque, el cantante se presenta como un rudo motociclista en las promociones del álbum. La Trinity Broadcasting Network, canal donde realizaba el programa Gospel America, le despide indignado. Tiempo después es reincorporado tras una explicación exhaustiva donde afirma que solo buscaba parodiar a sí mismo.

Y es que realmente Pat no es el típico caso del músico evangélico que se para a condenar a sus colegas de la música que no compartieran sus mismas creencias, su casa en Beverly Hills sirvió como lugar de bautismo de Andy Robbins de la banda Holy Soldier y en The Osbournes ese degradante reality show sobre la familia de Ozzy, destacaron su gran amabilidad cuando le tuvieron de vecino.

Finalmente ¿era necesario todo ese alboroto por un simple disco de covers metaleros? Y es que si analizamos detenidamente entre las filas de muchos de los intérpretes de este sub género del rock nos podemos encontrar con casos muy interesantes.

No pretendemos suavizar o desconocer el hecho de muchos mensajes negativos y la influencia que estos pueden tener en sus oyentes, por supuesto que mucha de las letras y estilos de vida de intérpretes del heavy metal no han sido muy positivos, pero también es importante no caer en la generalización del genero ni en colocar a sus intérpretes en una sola caja.

Por eso pondremos a consideración del lector muchas de los artistas que citaremos.

En 1991 la banda de funk metal Extreme se encontraba pasando un buen momento a nivel de popularidad, pero parecían estar lejos de todo el ambiente hedonista que viene con la fama, durante la gira del Dynamo Open Air Festival, dejaron ver que no estaban muy interesados en esto.

Un desconcertado periodista que intenta atrofiar a su atractivo guitarrista Nuno Bettancourt con preguntas molestas sobre su posición como símbolo sexual del rock,  termina realmente perdido ante sus atípicas respuestas.

“Ya hay demasiados grupos de -guapitos- por ahí y ha llegado hasta el punto de que es un verdadero asco ver tanta #@|#€  junta, por ejemplo en la MTV. No me importa en absoluto que me tomen por guapo ni nada de esa #@|#€ ".

"Todos nosotros queremos a las mujeres, pero al mismo tiempo creemos que hay verdaderas razones para que en la Biblia diga que no puede haber sexo antes del matrimonio..." afirmaba con total seguridad el guitarrista para quien finalmente "El cristianismo no es cuestión de creer o no creer, sino que prácticamente todo lo que sale en la Biblia son hechos demostrables, es sentido común, es la forma en la que funciona la naturaleza".

Por su parte su carismático vocalista Gary Cherone, no era otra estrella de la música escribiendo canciones insulsas, aunque el grupo fue mayormente famoso por la romántica balada More Than Words, sus letras trataban temas profundos que pasaron de largo para una audiencia acostumbrada a Jars of Clay o Seven Day Jesus. El estar lejos de etiquetas cristianas era lo que la banda tenía claro desde un principio, aunque por otra parte tampoco encajaban en el lado del rock más salvaje.

Watching, Waiting fue una composición pensada desde el punto de vista de estar presenciando la crucifixión, Hole Hearted es un planteamiento sobre el vacío que todo ser humano carga en su vida y que solo puede ser llenado por Dios, In God We Trust (Money) es una abierta crítica al tele evangelismo que por aquellos días se encontraba en declive debido a los escándalos y caídas de personajes como Jim Bakker.

Posteriormente con la disolución de la banda, Cherone entra a las filas de Van Halen como su nuevo vocalista algo que realmente no terminó muy bien, pero posteriormente la abrió paso a un genial proyecto de corte industrial llamado Tribe of Judah.

Lamentablemente el proyecto solo dio un álbum llamado Exit Elvis, un disco conceptual donde se muestra una vez más la gran creatividad del cantante para componer letras, donde nos lleva por pasajes muy oscuros y crisis existenciales humanas para terminar nuevamente en un camino de fe.

“Para resumir el contenido de Exit Elvis, se trata de cuestionar el significado de tu vida. La canción "Exit Elvis" es como cuestionar tu propio arte y tu propio propósito. Es una exploración de lo que haces y si tiene algún significado real. Si cualquiera me conoce y sabe mi historia entonces es definitivamente una apología, una defensa de la situación exactamente opuesta. Si algo hago, es usar la ironía en las letras y estoy argumentando por el opuesto de hacia dónde va la historia en el disco” afirmaba el cantante.

Sobre sus creencias espirituales Cherone decide ser claro sin entrar en proselitismos:

“En el pasado siempre he sido renuente a decir eso, no porque alguna vez negaría mi fe, sino porque en el mundo de la corriente principal les gusta pintar a los cristianos en una pequeña caja y ponerlos en la categoría "rock cristiano." Yo nunca he considerado que ninguna de mis bandas fueran "bandas cristianas" pero he considerado que yo soy un cristiano en esa banda.

“Líricamente, nunca he traicionado mi fe. Sin duda alguna, las letras del disco de Tribe son consistentes con el cristianismo. El subtítulo del disco es "Las Fallas de la no-contradicción." Dos más dos, ¿sabes? Soy un absolutista en vez de un relativista. Pienso que ser un relativista hoy en día es absurdo. Todos estos tipos de conceptos filosóficos sin duda alguna son consistentes con mi fe”.

Extreme regresa años después nuevamente a los estudios de grabación y los escenarios.

La banda Deep Purple como pioneros del hard rock en Europa, nos han regalado en su grabaciones a grandes cantantes, uno de ellos quien también perteneció en algún momento a Black Sabbath, es Glenn Hughes dueño de una voz única y amada por muchos. 

El también músico bajista, vivió un antes y un después en su carrera tras dejar de vivir de fiesta, consumir drogas y alcohol a levantarse en las mañanas y encomendar su vida a Dios diariamente.

"Solo puedo decirte esto, si estás muy metido en las drogas, puedes estar sentado junto a alguien que se está muriendo y no darte cuenta. En realidad, he estado en una habitación donde alguien tenía una sobredosis y la gente seguía pasando drogas" afirma el cantante cuando se le preguntó si la muerte de su amigo, el músico Tommy Bolin a final de los setentas, no cambió su perspectiva de la vida.

"No es la música lo que me mantiene vivo, es el aliento interior de Dios lo que me salvó la vida. Realmente lo es, es muy profundo", es lo que realmente ayudó a Glenn a superar su adicción, lo cual también comparte con personas que pasan por tormentas similares.

La vida del cantante es ahora la de una persona que asiste frecuentemente a una comunidad cristiana en Estados Unidos, la cual define como alegre, dinámica y con una gran asistencia juvenil, mientras no ha parado de deleitarnos con buenos discos que cada vez exploran vertientes como el rock melódico, el soul y mucho funk, género que siempre le ha influenciado a pesar de ser más conocido dentro del hard rock.

Como bien lo mencionamos en un artículo anterior, la banda Iron Maiden es una de las agrupaciones que más es asociada con tener vínculos malignos, su canción Number of the Beast, la cual parece haber asustado a muchos creyentes es en realidad una composición más cercana al apocalipsis que a martes 13.

Nicko Mcbrain, baterista de la banda, tuvo una experiencia espiritual que cambió su vida al comenzar a asistir a una congregación en Florida que frecuentaba su esposa Rebeca, la cual hizo que cambiara su adicción al alcohol por El Espíritu Santo. “Me quedé sentado pensando, no bebí anoche… ¿Por qué estaba así? Tuve esta historia de amor con Jesús, pasando en mi corazón” cuenta sobre su conversión.

Durante un buen tiempo, se le vio tocando su instrumento en un grupo de adoración lo que no causó que abandonara su célebre banda, “El Señor no tiene problemas con que toque en Iron Maiden, obviamente lo sigo haciendo. Pero sí batallé con la idea una vez que me convertí al cristianismo. Oré por ello, y no he tenido ningún tipo de problema”.

Enfatiza que su banda nunca ha tenido conexiones con algo diabólico pero reconoce que no es un mito tampoco “un antiguo proverbio sigue siendo el truco más grande que ha usado el Diablo y es convencernos de que no existe, cuando sabemos que sí”.

Durante un tiempo se habló de un interesante proyecto que incluía a otros rockeros que empezaban a profesar la fe llamado Seven X Seventy, en el cual se encontraban Dan Spitz de Anthrax y Dave Ellefson de Megadeth acompañados en la voz por el rapero Vanilla Ice (este último realmente tuvo una relación con la fe cristiana fue muy breve), el proyecto finalmente quedó estancado y solo nos dejó la canción “Off the Chain” la cual se descargaba por la web legalmente.

Rudy Sarzo es un bajista de descendencia cubana con muchas anécdotas interesantes sobre el mundo de la música, al desarrollar su talento en bandas como Quiet Riot,  Ozzy Osbourne, Whitesnake y Dio, pero también por una fe que lo ayudó a sostenerse y estar centrado en medio de todo.

“Durante los años empecé a descubrir mi propia fe, diferente de lo que había aprendido cuando era niño. Empecé a leer la Biblia y descubrí que mi conexión directa con Dios era a través de Cristo. Aprendí que podía tener una relación con el Salvador”.

“Un tipo como Alice Cooper no es igual al personaje que interpreta en el escenario. Y tampoco lo era Ozzy. Todo es sólo un show. Ozzy grabó una canción titulada “Mr. Crowley” en el álbum Blizzard of Ozz. Era sobre Aleister Crowley quien era un escritor inglés muy conocido y una figura ocultista. La letra de la canción en realidad es anti-ocultista y crítica de Crowley, pero debido a que Ozzy la estaba cantando la gente simplemente asumió lo opuesto. La canción se trata de cuestionar lo oculto, no promocionarlo”. Fue su opinión frente al espectáculo en el cual tocaba al principio de su carrera.

Finalmente declara que su vida sigue en un viaje el cual no termina “Mi vida continúa siendo un recorrido espiritual -- todos los días. Es muy emocionante y maravilloso poder ver lo que Él está haciendo en mi vida. Trato de dedicar mi día a Dios lo más posible. Es lo menos que puedo hacer por todas las cosas que Dios me ha dado”.

Michael Kiske reconocido cantante alemán quien lideró por años la amada banda Helloween, considerados por muchos como pioneros del power metal, nos ha deleitado desde hace algunos años con interesantes trabajos en solitario pero también con su banda Unisonic al lado de su viejo amigo Kai Hansen, además de explorar letras que apuntan a temáticas espirituales.

Actualmente se aleja más del terreno del metal alegando que no encaja en el asunto de su filosofía e incluso reniega del énfasis que se hace sobre temas como demonios y el ocultismo.

“Hay un sentimiento fuerte en la escena metalera de glorificación de la muerte, del satanismo…y no lo puedo entender. Mientras he estado fuera de la banda he estado trabajando en aspectos espirituales que me han convertido en alguien más sensible a ciertas cosas que mucha gente ni siquiera se toma en serio. Depende de cómo te tomes la vida. La gente es materialista y evita el campo espiritual. Pero yo siempre he sido alguien más espiritual.”

Su repudio ante el ocultismo es algo en lo que ha sido muy enfático incluso en su página web y las temáticas de sus discos, sin embargo, sus declaraciones pueden ser un poco duras para muchos creyentes en América al afirmar que cree en la evolución y no lo considera  incompatible con la fe cristiana, un tipo de pensamiento muy recurrente en algunos países europeos.

Cuando en una entrevista fue cuestionado acerca de la frase “Dios está muerto” en su canción "Fed By Stones", sus creencias fueron más claras:

“Tenemos a este filósofo alemán que murió cerca al año 1900, Nietzsche, quien es el autor de la frase, "Dios está muerto." Cada cristiano sabe que Dios estaba muerto, pero que resucitó en Cristo. Es verdad, Dios está muerto. Está muerto en nosotros, en la raza humana, el murió. No quiero ponerme muy específico, es imposible hacerlo en una entrevista. La frase "Dios está muerto" es simplemente lo que dice la gente, cómo la gente actúa... para mucha gente, Dios ha muerto. Él no está muerto, pero es algo que nuestros tiempos materialistas predican, que Dios está muerto, hoy lo bueno es malo, ¿sabes?  No buscan nada más allá de lo que pueden tocar, lo que pueden ver, solo esta religión materialista en que todos viven, incluso los que se llaman a sí mismos cristianos. Creo que es la esencia de lo que la gente piensa, de cierta forma. Si escuchas las letras completas, verás que no es algo que yo piense, sino que algo que describo como un hecho de los tiempos actuales."

Es posible que para muchos sea incompatible tratar de conciliar la fe cristiana con el mundo del hard rock, pero lo que si es cierto es que existe un gran alivio en medio de un ambiente en muchas ocasiones turbulento como es el del metal, encontrar figuras que expresen un mensaje diferente a el sexo o las drogas, que igualmente no debemos caer en generalizaciones pero que ha sido protagonista del estilo de vida de muchas estrellas de la música.

Solo queda esperar seguir encontrando referentes como estos en artistas, musicos tan rebeldes aun para el mismo status quo del rock n roll.


Jorge Mario MarinPor @GeorgeRock
Jorge Mario es un super conocedor de la música y en especial del rock y el metal cristiano.  Gracias a sus conocimientos es el director de ZonaJ Muzic

Anuncios


Su opinión es importante

* Campos obligatorios
5000
Captcha Image

Comentarios (0)

Nadie ha opinado. ¡Sea el primero!