Musica y Cultura


El Rock Cristiano y la Conspiración de John Tood

¿De donde surgió la idea de que el Rock Cristiano era invento del mismo diablo? aquí le contamos la historia tras esta alocada conspiración...

Realizando un aseo general y desechando antiguos documentos que ya no me servían, encontré un antiguo tratado de Chick Publications llamado "¿Ángeles?", cuyo contenido, tenía  la firme intención de demostrar (no entiendo como) que el rock cristiano en todos sus derivados, es una de las peores armas para corromper la moral evangélica.

El cómic en cuestión, cuenta la historia de una banda llamada Los Ángeles Verdes, quienes frustrados con su escaso éxito como agrupación cristiana, deciden hacer un pacto con un misterioso manager llamado Lucio Fer, quien les promete fama y fortuna a cambio de total lealtad a él.

Poco a poco, los resultados llegan al punto donde uno de sus miembros muere de SIDA después de declararse gay, otro muere de sobredosis y alguien más abraza el vampirismo.

Finalmente Tomás, el único sobreviviente de la banda, rompe el pacto con este hombre que resulta ser Satanás en persona, después de leer precisamente uno de los tratados Chick (vaya manera de auto publicitarse) y finalizar predicando en una iglesia en contra del rock cristiano.

Recuerdo que la razón en específico por la que adquirí el cómic en mi adolescencia, fue para tomar del pelo a muchos en la reunión juvenil de mi congregación, sin embargo, el tratado fue muy expuesto en formas más serias durante la década de los 90s, para denunciar los peligros de dicho género musical independiente de su mensaje.

Muchas bandas rockeras de la escena “secular” como Kiss, AC/DC e incluso Black Sabbath (a quien recientemente el baterista Ted Kirkpatrick de la banda cristiana Tourniquet le realizó un interesante tributo), han dejado muy en claro en repetidas ocasiones que sus supuestos jugueteos con fuerzas oscuras, no han pasado de ser más que simple cuestión de mercadeo y publicidad o por qué no decirlo de malas interpretaciones.

No estamos queriendo decir que sea una regla a seguir, ya que algunas bandas posiblemente si han establecido nocivos mensajes de algún tipo en sus canciones y han tenido en su estilo de vida alguna creencia en lo oculto, el problema  es cuando esta paranoia por encontrar diabólicos mensajes en la música, se extiende a bandas cristianas que van desde Petra, Stryper o Mortification hasta el soft rock de personajes como Steve Green o Sandy Patty.

En el artículo “Fundamentalismo vs Rock”, ya explicamos un poco el porqué de estas censuras, no obstante, ahora veremos también de dónde surgió esta especie de paranoia colectiva que en ocasiones, llega al límite del terror.

En los años 70s, un curioso personaje de nombre John Todd, comenzó a hacerse famoso en una buena parte del circuito evangélico de los Estados Unidos, visitando algunas iglesias bajo el argumento de ser un ex satanista convertido al evangelio con la misión de rebelar como las fuerzas ocultas se infiltraron en las iglesias.

En este proceso, donde incluso acusaba a algunas iglesias o líderes de la época de haberse vendido a organizaciones satánicas, afirmaba haber sido presidente de Zodiac Records, disquera que patrocinaba muchas bandas de rock.

No sólo acusaba de satanistas a muchas bandas seculares, sino a las iglesias de la Viña, quienes en ese momento lideraban el movimiento de los hippies cristianos, de ser parte del “diabólico” plan de introducir el rock en la iglesia, algo que finalmente es contradictorio si miramos la historia como la exponemos en el artículo “Racismo en los Tiempos del Gospel”.

Todd decía en sus aterradoras revelaciones, como la idea fue en un principio tomar grupos principales de rock y darles nombres cristianos como Children of the Day y Love Song, además de formar la disquera Maranatha. ¿Grupos principales?, personajes como el pionero del rock de los 50s Pat Boone, conocido por producir discos en esta primera etapa del rock gospel tampoco se salva de ser “responsable” de tan terrible conspiración.    

Ahora bien, ¿qué había realmente detrás de John Todd? Este hombre quien estuvo de alguna manera apoyado por Jack Chick, director de los tratados ya nombrados, afirmaba que debía esconderse posteriormente, ya que él y otros cristianos corrían peligros por revelar este tipo de información y muy pronto empezaría una violenta cacería, dicha persecución nunca se dio, pero si algunas anécdotas significativas.

Empecemos por ver su historia entre 1972 a 1974, este supuesto ex brujo venía vagando desde hace tiempo con sus no confirmadas teorías y fue varias veces denunciado por abuso sexual de mujeres menores, una de ellas de un café cristiano donde era empleado, además de promover prácticas ocultistas en estudios bíblicos, específicamente. En el 74 se trasladó a Ohio, donde abriría una tienda de contenido ocultista y se le abriría una investigación por parte de las autoridades por actividades criminales, inexplicablemente  en el 77, comienza a visitar algunas iglesias donde empezarían sus acusaciones a muchos personajes de la cultura religiosa de la época.

En enero de 1988 fue declarado culpable por violación y fue llevado a prisión por 30 años, sale finalmente en el 2004, pero bajo supervisión médica. En el departamento de Salud Mental de Carolina del Sur falleció en noviembre del 2007.

Es importante destacar a revistas cristianas como Cornerstone y Christianity Today, quienes realizaron una rigurosa investigación demostrando los muchos fraudes que existen alrededor de este extraño personaje. 

Una de las partes más aterradoras de esta historia, es finalmente, cómo a pesar de todo esto, las “revelaciones” de este hombre, continuaron influyendo en algunos frentes evangélicos.

A pesar de la demanda que han tenido los famosos tratados Chick alrededor de los años,  existen algunos detalles muy delicados que pocas veces se han puesto en análisis y que es importante poner al juicio de los lectores, obviamente, dejando todo a la libre decisión de quienes deciden trabajar con ellos.

Por ser demasiado extenso tratare de resumir el hecho de que los tratados Chick, han estado fuertemente influenciados no solo por las “enseñanzas” del señor Todd, si no por personajes, como el Padre Alberto, supuesto ex sacerdote, Rebecca Brown, conocida por haber sido la esposa de Satanás y otros personajes más, quienes cuentan a manera de “testimonio” como fueron rescatados del clan illuminati.

Tampoco pretendo poner en tela de juicio la existencia de estas nombradas organizaciones ocultas, que han abarcado videos y paginas por doquier en redes sociales, especialmente los virales videos en la página de Youtube, el problema aquí es que todos estos personajes en cuestión, han sido minuciosamente investigados y ya se ha hecho público la forma en que tristemente han engañado a las comunidades cristianas con sus conspiraciones, la información sobre estos fraudes se pueden encontrar fácilmente a través de la internet.

No solo estas historias son deficientes en el hecho de que Satanás, se convierte en un personaje tan fascinante que la importancia de la salvación por la fe se opaca gradualmente, sino que generan una especie de paranoia religiosa donde se viven encontrando demonios en todos lados, obviamente el rock cristiano por ser un punto tan controvertido se convierte en blanco fácil.

La misión del cristianismo debe ser el ser luz en medio de las tinieblas, no causar confusión o promover un constante miedo que produzca pánico y desesperanza.

Debemos tener cuidado en convertir teorías o testimonios sin fundamento en especie de teologías, el ser guiados correctamente por la palabra de Dios, debería ser una de las características de nuestra fe y dejar que el arte en este caso la música, de testimonio de la belleza del Creador, evaluando con más criterio que censura.


Jorge Mario MarinPor @GeorgeRock
Jorge Mario es un super conocedor de la música y en especial del rock y el metal cristiano. Gracias a sus conocimientos es el director de ZonaJ Radio en donde conduce 3 programas de música semanales.






Déjanos Tu Opinión



blog comments powered by Disqus