Blog / ZonaJ

ZONAJ en el Bogota Gospel 2012


En el Parque Metropolitano Simón Bolívar de Bogotá, el pasado 5 de Agosto se llevó a cabo el Quinto Bogotá Góspel, en el marco de la celebración del cumpleaños de la ciudad conocido como el Festival de Verano.

Más de 50.000 personas disfrutaron del mayor evento de música góspel de América Latina que este año tuvo un cartel variado integrado por artistas que vinieron desde Inglaterra hasta Colombia pasando por Canadá y México.

Aunque el evento estaba programado para iniciar a la 1 PM, sólo hasta cerca de las cuatro horas de la tarde y bajo un sol abrasador, se inició la quinta edición del festival.

El primer grupo en pisar el escenario fue el bogotano Clase 7. Con vallenato y “prendiendo la rumba góspel” los de Clase 7 generaron el ambiente e fiesta necesario para iniciar con pie derecho el festival. Después La Oveja Cósmica, como ya nos tiene acostumbrados, le dio un show a Bogotá lleno de energía y buen rock and roll acompañado por un llamado a la unidad de la iglesia.

Además la banda extendió la invitación para acompañarla el próximo 21 de septiembre al lanzamiento de su nuevo álbum. Después Lizjie, nacida en Los Ángeles pero colombiana de corazón fue la última cuota bogotana en pisar el escenario.

Ya cuando caía el sol, La Zarza Orquesta puso a bailar el Parque Simón Bolívar con su salsa góspel, con la que demostraron que para alabar a Dios lo último que importa es el género musical. Miguel Balboa, de México, hizo rockear al Parque Simón Bolívar con muy buenas canciones llenas de alabanza y adoración a Dios.

Lorelei Tarón impresionó a los asistentes al Bogotá Góspel con su buena voz y la calidad de su música. Después el australiano Nathan Ironside, exintegrante de Hillsong Church, hizo elevar adoración al cielo al lograr que la totalidad de los asistentes al Bogotá Góspel cantaran al unísono canciones de adoración. Fue un momento impresionante el que les regaló Nathan a los bogotanos.

Finalizando la noche Adriana Bottina y Alex Campos saltaron a tarima y terminaron un muy buen día de alabanza a Jesús. En general fue un muy buen festival, acompañado de un clima maravilloso y un sol que estuvo siempre presente, y un parque Simón Bolívar completamente lleno de voces dispuestas a cantar a su creador.

Total, aquellos que estuvieron dispuestos a tener una buena tarde de verano junto a su Señor, sintieron la plenitud de alabar sin prejuicios ni predisposiciones al Dios de todo.


blog comments powered by Disqus