Blog / Artí­culos


¿Jugaria Jesus a The Beatles: Rock Band?

  • Catagoría:  Artí­culos

No es broma, ¿Creen ustedes que Jesús jugarí­a en el Playstation, el Xbox o el computador al videojuego The Beatles: Rock Band?

Jugaria Jesus a The beatles: Rock Band?

No me diga que esta pregunta no lo pone a pensar o al menos a considerar esta idea. Como usted sabe, este videojuego se ha tomado al mundo, ha vendido más copias que Guitar Hero 5, y miles, sino millones de adolescentes están siendo introducidos a la magia de los Beatles quienes se tomaron al mundo por primera vez hace casi 50 años!

En pocas palabras, 4 chicos con un peinado muy particular de Liverpool, Inglaterra, crearon una pequeña banda de garaje y en unos cuantos años, eran el primer grupo de la historia en tocar en estadios con toda la boletería vendida. John, Paul, George y Ringo se convirtieron en nombres muy famosos y hasta este día, podemos continuar viendo los efectos de la increíble explosión que los Beatles causaron cuando tus padres tan solo eran unos niños.

Sí, yo creo que Jesús jugaría a The Beatles: Rock Band y aquí les digo porque:

Al tercer día se celebró una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús se encontraba allí. También habían sido invitados a la boda Jesús y sus discípulos. Cuando el vino se acabó, la madre de Jesús le dijo: Ya no tienen vino. Mujer, ¿eso qué tiene que ver conmigo? respondió Jesús. Todavía no ha llegado mi hora.

Su madre dijo a los sirvientes: Hagan lo que él les ordene. 

Había allí seis tinajas de piedra, de las que usan los judíos en sus ceremonias de purificación. En cada una cabían unos cien litros. Jesús dijo a los sirvientes: Llenen de agua las tinajas. Y los sirvientes las llenaron hasta el borde.

Ahora saquen un poco y llévenlo al encargado del banquete les dijo Jesús. Así lo hicieron. El encargado del banquete probó el agua convertida en vino sin saber de dónde había salido, aunque sí lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. Entonces llamó aparte al novio y le dijo: Todos sirven primero el mejor vino, y cuando los invitados ya han bebido mucho, entonces sirven el más barato; pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora.

Ésta, la primera de sus señales, la hizo Jesús en Caná de Galilea. Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él.  (Juan 2:1-11, NVI).

Este fue el primer milagro que Jesús realizo y de todo lo que se trataba este acto era de mantener la fiesta viva y en movimiento. ¿Cómo?  Bueno, el vino en esos días era símbolo de gozo y celebración y si la fiesta del novio luego del matrimonio se quedaba sin bebidas, era una gran ofensa, en realidad, !los invitados en la fiesta lo podrían hacer encarcelar!

Vean como Jesús no solo asistió a la fiesta, pero él también se encargo de que el gozo y la celebración continuaran lo cual nos deja ver varias cosas muy importantes acerca del único Hijo de Dios.

Primero, es obvio que a Jesús le gusta conectarse con las personas. Cuando el no estaba predicando o enseñando, El estaba participando en eventos sociales del tipo que ofendían seriamente a los religiosos creídos. Ellos no estaban molestos porque Jesús asistía a fiestas; !a ellos les molestaba que El se divirtiera tanto en estos sitios!

¿No es capaz usted de imaginarse a Jesús y sus discípulos muertos de la risa jugando con un Playstation 3 del siglo primero?  Yo si puedo…solo que las letras de las canciones hubieran sido algo como “Dios te ama, yeah yeah yeah.”

¿Saben algo más? Esta anécdota nos muestra que la razón por la cual Jesús asistía a fiestas y pasaba tiempo con los “pecadores” no era para juzgarlos o condenarlos, en realidad, era lo contrario. Jesús se involucraba en las vidas de las personas para así poderles demostrar que existe otro camino para encontrar gozo eterno, del tipo que no se puede hallar en una cama, en una droga o una botella. Este tipo de camino es libre de culpa y consecuencias, y la libertad que trae convierte las aguas amargas de la vida en un vino espiritual que nunca se acaba.

¿Y adivine qué? !Jesús nos ofrece el mismo milagro a nosotros!

El puede convertir la depresión en gozo…

El puede convertir el miedo en esperanza…

El puede convertir el vacío en contentamiento…

El puede convertir el pecado en gracia…

Y lo más importante, El puede convertir la muerte en vida.

Los Beatles trajeron un sentimiento de felicidad y disfrute a un mundo en necesidad de un escape de los turbulentos años 60s, pero yo presiento que a usted le gustaría decirle adiós al triste ayer y volverse a sentir bien. El mismo Jesús que convirtió el agua en vino puede saciar tu sed espiritual y traer el gozo y la libertad que ninguna banda de rock ha conocido.

Confíele su salvación y no se guarde esto tan bueno para usted solo. Usted tiene amigos que necesitan mucho más que algo de ayuda, ellos necesitan el verdadero mensaje de salvación.

¡Aquí viene el Hijo!

Fuente


Julian CarmonaPor @juliancarmona
Julián Carmona es Ingeniero de sistemas y es el director tecnológico de ZONAJ, acérrimo amante del café en todas sus presentaciones y seguidor de la NFL Y UFC.


blog comments powered by Disqus