Los 2 Mitos sobre la Biblia que Muchos Cristianos Creen Hoy

Los 2 Mitos sobre la Biblia que Muchos Cristianos Creen Hoy

Existen muchos mitos sobre la biblia, uno de ellos es -ayudate que yo te ayudare- Descubra aquí si las Escrituras dicen esto en realidad. Véalo aqui...

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:  


Anuncios

Muchas veces las afirmaciones de las personas sobre los asuntos que la Biblia supuestamente dice se han encerrado en especulaciones para justificar sus creencias, conductas o comportamientos.

Se quiere ilustrar los pensamientos que las personas afirman existir en la Biblia, y que en realidad no están consignadas allí.

 

El caso 1:

La más famosa de estas afirmaciones es: “La biblia dice que ayúdate y que yo te ayudaré”.

No existe registro en la Biblia en el que se encuentre ésta afirmación, y popularmente la gente cree que la Biblia lo dice, simplemente porque en medios de comunicación masiva y personas en su diario vivir lo han compartido.

Lo que la biblia sí afirma:

La Biblia sí afirma que debemos esforzarnos y tener valentía para obedecer lo que la Biblia dice, con el fin de que todo lo que emprendamos y hagamos nos salga bien.

Literalmente el texto es: Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Josué 1:7.

Aquí vemos la orden de Dios a Josué, el sucesor de Moisés, al tomar el mando del pueblo de Israel al morir el patriarca.

Antes que Josué conquistara Jericó, Jerusalén y atravesara el río Jordán, Dios le dio varias indicaciones para obtener la victoria, y entre ellas se encontraba ésta en particular.

Fíjense que el contexto es totalmente diferente al concepto que popularmente se tiene del “Ayúdate que yo te ayudaré”, aquí se trata de obedecer los mandatos del libro de la ley (La Biblia).

Esto complementa el hecho que debemos tener la iniciativa para dejar la pereza y tener dedicación para lograr los grandes objetivos en la vida. Pero esto parte de seguir las palabras de la Biblia.

 

Origen:

Se cuenta una historia:

“…Un hombre que se ha aislado en su casa durante una inundación. Vino un bote a rescatarlo mientras estaba en la puerta, pero él les dijo que se fueran, alegando: “Dios me va a rescatar”.

 Al día siguiente, el agua subió y llegó otro bote a rescatar al hombre, que ya para entonces estaba atrapado en el balcón de los altos. De nuevo se negó a recibir ayuda, mientras gritaba: “Dios me va a rescatar”.

Al final del día siguiente, se encontró sentado en la chimenea, mientras el agua se agitaba a su alrededor.

 Un helicóptero revoloteó sobre él, mientras un hombre le gritaba: “¡Déjenos ayudarlo!” Pero él le gritó: “Dios me va a rescatar”.

Como era de esperar, el agua siguió subiendo y el hombre se ahogó. Llegó al cielo de mal humor, y se quejó a san Pedro: “Yo esperaba que ustedes me rescataran”.

“Francamente, me siento sorprendido de verte aquí”, le contestó Pedro, “porque te mandamos dos botes y un helicóptero para que te recogieran”…”
Y de aquí partió el hecho de decir que “Ayúdate que yo te ayudaré, dice la Biblia”.

 

El caso 2:

Siempre hemos oído que la Biblia afirma que “Siete mujeres para un hombre”.

Y algunos hombres se han puesto a soñar si esto fuera realidad en el contexto social en el que se desenvuelven.

Siento desilusionarlos, pero la Biblia no afirma esto en el sentido que popularmente lo conocemos.

Desafortunadamente muchas personas creen que la Biblia afirma esto, sin conocer el contexto histórico en el que fueron escritas estas palabras.

 

Lo que la Biblia afirma:

La Biblia se afirma que a causa de la desobediencia del pueblo de Israel, Dios levantará a los enemigos de los judíos, para que pierdan las guerras y mueran en esos conflictos, con lo cual se reducirá la población masculina, como dice en Isaías 4:1:

“Echarán mano de un hombre y siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotros comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; Solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio (Vergüenza)”

 

Origen:

En una descontextualizada interpretación de la Biblia, tenemos el caso del juicio que Dios anunció en tiempos del profeta Isaías al pueblo de Israel, que tras su desobediencia tendría que someterse al juicio que se emitía al no seguir los mandamientos.

Esto lo que representaba era la derrota del pueblo judío en manos de sus enemigos, y serían los hombres los que reducirían su población, dejando un mayor número de mujeres huérfanas y solteras.

En este sentido, se constituye en una profecía el hecho de que en estas circunstancias, las mujeres se verían abocadas a tener que compartir un hombre con otras seis mujeres, con solo tener el nombre, porque en esa época se constituía en vergüenza no tenerlo.

De todas formas, no es un mandato de Dios sino una consecuencia del juicio que emite. Y se constituye en una desgracia, y no un beneficio que pone a soñar a muchos.


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios