Los 007 mejores automóviles de las películas de James Bond

Los 007 mejores automóviles de las películas de James Bond

Sin estos superautos al James Bond 007 le hubiera sido imposible salvar al mundo en sus famosas aventuras. Vea aquí estas únicas máquinas.

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:  


Anuncios

Recientemente se lanzó en la mayoría de cines del mundo la película de James Bond llamada Quantum of Solace. El superagente regresa a salvar el planeta una vez más usando la mejor tecnología del mundo para lograr su cometido.

Entre esta tecnología se encuentran automóviles espectaculares. Por más de 46 años, 22 películas y 6 actores principales, el legado de las películas de James Bond nos ha dejado algunos de los automóviles deportivos más lujosos y representativos del mundo.

Desde el clásico Aston Martín DB5 en Goldfinger hasta el Lotus Esprit Turbo en Solo para sus ojos.

El agente 007 nunca se ha preocupado por los precios y siempre ha conducido las mejores ruedas. Para celebrar el lanzamiento de Quantum of Solace, acá está una lista con los mejores 007 automóviles de las películas de James Bond.

 

001: EL BMW Z8

Un hombre con traje elegante al pie de un hermoso carro convertible blanco

En la película de 1999 EL Mundo No Basta, James Bond piloteaba este increíble Beemer antes de que fuera producido oficialmente por la BMW. Aparentemente, esos son los privilegios adicionales que acompañan a una licencia para matar.

Durante la filmación, el equipo usó en realidad una serie de maquetas y prototipos del Z8 que variaban un poco del auto de producción oficial.

Luego de que el primer modelo saliera de la fábrica, cada uno de los 5,703 BMW Z8 originales fueron vendidos por un precio de $128,000 dólares.

 

002: El Alfa Romeo 159

Un hermoso carro en color azul en un estilo muy elegante

El Alfa Romeo 159 está entre los últimos superautos deportivos de James Bond y el cual se encuentra en su última película del 2008, Quantum of Solace.

Este, sin embargo, no es conducido por 007 sino por un rival en una escena de persecución quien se enfrenta al Aston Martín de James Bond.  Durante la producción de la película, el set fue cerrado por una segunda vez luego de que un doble se accidentara en un 159 al estrellarse contra una pared. 

El doble fue llevado en helicóptero hasta un hospital cercano donde estuvo en coma por varios días. Este era el mismo hospital en donde el hombre fue tratado por heridas obtenidas filmando la misma escena días antes.

Si usted realiza sus propias acrobacias, usted puede poner sus manos en un Alfa Romeo 159 por más o menos $33.000 dólares sin contar los costos de importación.

 

003: El Mustang Mach-1

Un carro en color granate en un lindo diseño estacionado frente  a un edificio

En la película de 1971 Los Diamantes Son Eternos, el 007 se enfrentó a las calles de Las Vegas en un Ford Mustang Mach-1 para escapar de la Policía de Las Vegas.

Los Diamantes fue la última película de Sean Connery como Bond, pero también la primera película de la historia en presentar la ahora famosa “acrobacia-sobre-dos-ruedas”, en la cual un automóvil se levanta del suelo, balanceándose sobre sus dos ruedas laterales. 

El Mach de 71 trae suficiente fuerza de sobra en su V8 de 429 caballos de fuerza y el cual se puede conseguir por unos $25,000 dólares en el mercado por una versión bien restaurada.

 

2004: El Aston Martín DBS

Un hermoso carro gris con rines lujosisimos y un elegante corte

El Aston Martín de Bond por fin recibió una estiradita. Como el BMW Z8, el Aston Martín DBS fue presentado en una película de Bond antes de que saliera al mercado. 

Este Aston Martín de $265,000 dólares nos presenta un motor 6.0L V12 que envía 510 caballos de fuerza los cuales le permiten llegar de 0 a 100 Km/h en 4.3 segundos. El DBS fue enfrentado en contra de ese Alpha Romeo 159 allá arriba y este tampoco escapó sin rasguños.

Durante la filmación, un conductor de acrobacias reportó perder el control de el Aston Martín, el cual terminó en el fondo del lago Garda en Italia

 

005: El Toyota 2000GT

Un carro blanco deportivo con mucho lujo

Producido entre 1967 y 1970, el Toyota 2000GT fue construido en cantidades muy mínimas y diseñado para demostrar que los automóviles japoneses podían competir con automóviles deportivos europeos.

Aparentemente, de esto se dio cuenta James Bond, ya que el 2000GT fue presentado en la película Solo Vives Dos Veces en 1967. Sin embargo, el 2000GT de Bond tenía un pequeño problema, Sean Connery era demasiado alto para caber en el Toyota, así que una versión convertible fue construida para compensar. 

Mientras que el 2000GT se vendió en los Estados Unidos por $6,800 dólares, se puede encontrar hoy en subastas por hasta $200,000 dólares.

 

2006: El Lotus Esprit

Un lindo auto blanco con diseño deportivo y de donde se ve una modelo rubia

En 1977, El Espía Que me Amo, protagonizada por Roger Moore, nos presentó el Lotus Esprit, el cual se convirtió en uno de los autos deportivos modificados más impresionantes creados por Q.

En una larga escena de persecución, 007 y el infame villano de Bond, Mandíbulas, el Lotus Esprit de James hace un escape muy astuto al convertirse en un submarino totalmente manejable. Este automóvil se podía conseguir en 1977 por $16800 dólares.

 

007: El Aston Martín DB5

Un carro con un magnífico diseño color plateado todo lo que posee es de buen gusto

Por último tenemos al primer automóvil Bond, el Aston Martín DB5 de 1963. En la película de 1964 Goldfinger, a 007 se le proporcionó un DB5 armado hasta los dientes por la división Q.

Aston Martín, sin embargo, no estaba tan de acuerdo con esta situación. Luego de muchas negociaciones, Aston Martín finalmente estuvo de acuerdo en colocar su producto en la pantalla grande, lo cual hizo historia para la marca. El DB5 fue el último y más grandioso automóvil deportivo producido en el Reino Unido.

Inicialmente vendido por $13,000 dólares, su motor seis en línea producía 282 caballos de fuerza que lo llevaban de 0 a 100 Km/h en 8.1 segundos. No obstante, la versión de Bond estaba mejorada con una fila de dispositivos como pantallas de humo y subametralladoras.

No es el armamento el que convierte al Aston Martín DB5 en una leyenda, es su diseño el cual simboliza la clase y el estilo que ha convertido a James Bond en la leyenda que él es hoy.


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios