Empresas le apuestan al contacto personal

Empresas le apuestan al contacto personal

Empleados ahora incentivados a que abandonen sus puestos y salgan a encontrarse con el cliente en el exterior

  • Catagoría:  Economía
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:  


Anuncios

Las empresas se están abriendo a nuevas estrategias de ventas, y que ahora permite salir de las cuatro paredes de la empresa y poder llegar a los clientes desde los hogares a través del contacto personal.

Esto suena muy llamativo, y persuaden a las personas a través de las estrategias que enseña Robert Kiyosaki, que es posible ser rico, aunque no reconocen que no es de su propiedad las palabras de este autor de libros como “Niño rico, niño listo”.

“Hágase rico”, “¿Está cansado de las deudas?”, “Trabaje desde su casa”, son unas de las tantas frases célebres de las empresas que prometen darle estabilidad financiera a sus integrantes, pero que al fin de cuentas resulta ser la misma dinámica de las empresas que han desarrollado mejores estrategias corporativas para incrementar sus ingresos.

Esta estrategia consiste en tomar su producto y darlo a conocer de la forma más económica posible, en áreas geográficas de difícil acceso y que se facilita por el contacto personal que realizan quienes se afilian a esta clase de negocio.

Todo empieza con una propuesta llamativa, que promueve beneficios acorde al producto que la empresa comercializa, por ejemplo, en el caso de viajes de turismo, prometen que la persona que se afilia, puede viajar gratis y la estadía le cuesta la mitad del precio ofrecida al público en general.

En este caso la empresa le diría a la persona que quiere que se afilie: “¿No le gustaría viajar gratis?, y que sus vacaciones le cuesten la mitad”, generando inquietud por la propuesta que le van a ofrecer.

El paso siguiente es pasar a contar las clases de profesionales que existen en el mundo, empiezan por describir en primera medida que existen los empleados, y si usted es un joven de 15 a 28 años, le dirán que esta es la forma en la que sus padres consiguieron la pensión después de 20 años de trabajo en una empresa.

Luego le explican que existe otro grupo de personas que son el auto empleado, que son los que se han arriesgado a crear una empresa y que son empleados dentro de la misma.

También le describen el papel del inversionista como el estado ideal y prometen otorgarle este estado a través de la flexibilidad de horarios, ingresos acorde a la dedicación diaria.

Y es en este punto donde no estoy de acuerdo con estas afirmaciones, ya que el inversionista en realidad es una persona que tiene un capital disponible para invertir en un negocio y permitirle al dinero, literalmente, trabajar para uno.

El dinero trabaja para uno, siempre y cuando usted haya analizado un mercado y al estudiarlo, pueda descifrarlo para conocer los ciclos y mitigar el riesgo de la inversión que vaya a realizar.

Pero el punto neurálgico es el momento del precio de la afiliación, que en productos cosméticos regularmente se basa en la presentación personal de la aspirante a ser promotora de sus productos y el estatus socio económico.

En otras empresas el costo es monetario, y se vuelve un factor de selección de personal, ya que genera en el subconsciente de los afiliados la responsabilidad de generar los ingresos suficientes para recuperar la inversión realizada.

De ninguna manera, esta oportunidad de negocio es la salida a la independencia prometida. Resulta ser en síntesis:

1. Ser empleado de una empresa que no le exige cumplir horarios,

2. Casi ni resultados porque de esto depende sus ingresos mensuales,

3. Comercializa productos, siendo este su trabajo que no realiza detrás de un escritorio o de una oficina, sino de la mesa comedor o de la sala de los clientes que genere,

4. No puede quedarse sentado tomando café y leyendo el periódico porque la plata no le va a caer del cielo, como si le pasa al verdadero inversionista, que lo único que necesita es una silla y un teléfono, para ordenar a su corredor de bolsa o representante dentro de la compañía para que defienda decisiones que le parecen adecuadas.

5. Y no es un negocio para inversionistas, sino ¿por qué no se lo ofrecen a los empresarios?, porque saben que estarían trabajando para otra persona.

Por último, quiero recomendar a las personas que así lo deseen entrar a esta clase de negocios, que lo hagan y que inviertan el dinero y tiempo, porque es rentable trabajar de esta forma, y es una forma efectiva para salir del paso a la crisis financiera, que solo muestra signos de recuperación a largo plazo.


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios