Blog / Fe
Historia de un secuestro


Historia de un secuestro

  • Catagoría:  Fe

Esta triste historia, un hecho atroz cometido por una persona sin escrúpulos que fue capaz de matar a su hijo de tan solo 11 meses de nacido.

Es una tarde oscura, la lluvia empaña de silencio las ventanas de mi cuarto, nadie se escuchaba en casa, cuando de momento se oyen pasos acercarse lentamente, abren mi puerta, un chirrido ensordece el silencio.

Me sacan de mi cuna sin tan siquiera avisarme, no tengo temor pues se trataba de mi padre que de seguro me extrañaba tanto que decidió sacarme a dar una vuelta, aunque la verdad lo noto extraño pues su corazón está acelerado y  sus ojos ya no me miran con el amor de siempre.

Llegamos a una casa algo vieja por el pasar de los años, al momento de entrar mi padre habla cosas que no entiendo, pero que yo pensaba que no se trataba de algo malo, entramos a una habitación solitaria y algo fría, me deja en una cama solo y sin abrigo.

Yo pensé que no tardaría, pero las horas pasan y no veo nada extraño, yo cansado me quedo dormido en aquel horrible lugar, mientras duermo,  sueño con todo lo hermoso del mundo y lo bueno de este, cuando de momento un golpe en mi barriga me despierta sin avisarme, seguido de un grito de mi padre, diciendo que me odiaba.

Yo sin saber por qué empiezo a llorar incansablemente, mientras que mi padre flagela mi cuerpo,  mi alma con cada golpe se destroza junto con mi corazón, mi dolor físico es muy grande pues las heridas no esperan a salir, pero el dolor mas grande es que un ser amado como lo es mi papa, tenía ese tipo de trato hacia mí.

Yo sin poder hacer nada, solo llorar y gritar del dolor tan intenso que sentía, mi padre decide ponerme una bolsa mal oliente de basura en la cabeza, para cesar el ruido que yo causaba, yo pensé que pronto terminaría esta triste escena, que mi papa reaccionaria, y ese mal rato por el que estaba pasando cesaría, y su amor el que siempre profeso a mi madre y a mi volverían para olvidar todo esto.

Pero no fue así, en medio de mi llanto, noto como me voy quedando sin aire y mi conocimiento se va esfumando junto con la esperanza de vivir. Pasan los segundos y mi pequeño cuerpo no aguanta y así como vino a la vida esta misma se fue.

Esta triste historia la pudimos ver reflejada el 30 de septiembre del presente año en Colombia, un hecho atroz, cometido por una persona sin escrúpulos que fue capaz de matar a su hijo de tan solo 11 meses de nacido.

La víctima es Luis Santiago Lozano, un niño que apenas se estaba encontrando con un mundo en el que al parecer todo era perfecto, hasta que el en carne propia vivencia esta cruel realidad.

Fue secuestrado, y asesinado por su padre, algo que el, ni nadie se hubiera imaginado, ser, asesinado de una manera tan atroz por alguien que debía ser sinónimo de protección.

Pero saben algo, la verdad no me parece extraño, ni sorprendente este tipo de actos animales en la actual sociedad, una sociedad en decadencia como es la nuestra, y en la cual la familia se desintegra de una manera tan absurda.

Ojala esto nos deje mucho que pensar, y hagamos algo para que esto no quede en el olvido y reaccionemos frente a esto, y no hablo de hacer un concierto con cantantes famosos que quieren darse un pantallazo, o una marcha que se quede en el olvido.

Hablo de cambiar un pensamiento, de concientizarnos y levantar una generación diferente, llena de principios y valores, y que estén dispuestos a hacer de este mundo algo mejor, un lugar que brinde garantías de vida a todo aquel que lo necesita.

Este es un llamado a que nosotros como jóvenes afectemos esta sociedad, a que dejemos huella y no seamos indiferentes a la necesidad de nuestros países y a una sola voz clamar por la justicia real, la justicia proveniente de Dios la cual es perfecta.

“La familia es el núcleo de la sociedad y nosotros debemos luchar por mantenerla”


blog comments powered by Disqus