La identidad de las barras bravas

La identidad de las barras bravas

La identidad de las barras bravas y la violencia asociada a estos grupos. No todos van a ver a su equipo favorito, otros van a mucho más...

  • catagoría:  Fe
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:

     

Anuncios

Recientemente la lucha de las autoridades para contrarrestar la violencia en los estadios, ha creado inquietud en todas las personas que no queremos con tanto fervor un equipo, que vamos a los estadios a ver el espectáculo deportivo, y que solo nos interesa el deporte.

En la televisión es común ver los desmanes que provocan los “Desadaptados”, solo en Argentina se ve con alguna frecuencia la violencia en los estadios. Y quién no recuerda a los “Hooligans”, que azotaron a Europa durante el siglo XX y que hoy son una historia amarga de los hinchas del fútbol.

Pero si analizamos mas a fondo, nos encontraremos con la motivación de los jóvenes, los cuales buscan con pasión defender el nombre y los intereses de su barra. Esto nosotros lo vemos de una forma más gráfica en los estadios, donde se encuentran con una sociedad diferente, lejos de la pobreza y la miseria que han conocido toda la vida.

Es allí donde encontramos la raíz del asunto, los jóvenes de las barras con gritos, alaridos, puyas y aplausos, expresan una identidad que afuera de lo estadios no le ofrecen, porque ellos por su condición social no se glorían de apellido, de familia o de posesiones materiales que el mundo fuera del estadio no les ofrece.

Hablo de los dos mundos de un joven de las barras, uno que es el que ha conocido desde que nació, donde la respuesta que le dan a todas sus exigencias es: “-No se puede”, “-No tenemos”, “-Cuando pueda trabajar podrá tener”.

El otro mundo, y que es el que nos interesa es en el cual es, pertenece a una subcultura que lo reconoce como integrante, no lo discrimina ni lo mira de abajo a arriba para poderlo saludar y respetar, allí encuentra la aceptación que el otro mundo no le da por ser pobre, y no l hago por ser clasista, porque yo también lo soy, por el simple hecho que no puedo comprar lo que “se me da la gana”.

El joven encuentra una identidad común, con los de sus mismas creencias, con el mismo fin, piensan igual porque generalmente salieron de los mismos barrios.

Entonces, desde este punto, debemos preguntarnos si las campañas de concientización, de tolerancia y convivencia que realizan diferentes entidades son suficientes, porque vemos es un problema de fondo, es tratar la identidad del joven que en esta ocasión es un equipo de fútbol.

Podríamos pensar que no se trata de la tolerancia que se debe tener en los escenarios deportivos, se trata de darle a la juventud un mejor ideal que algo material, que permita que trascienda en la sociedad, que le permita soñar y salir de su status quo, porque la identidad que han creado solo dura 90 minutos de juego y “¡No da más!”.


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios

blog comments powered by Disqus