Blog / Fe

El chip del ser humano

El chip del ser humano

Dios nos puso un chip para tener la capacidad de creerle, y científicos lo van a descubrir

En los últimos días ha rodado una noticia acerca de la existencia de Dios. Científicos de la universidad de Oxford probarán que la existencia de Dios es producto de la mente del ser humano, es decir, quieren comprobar que el hombre creó a Dios y no al revés.

En la radio se ha hecho un despliegue sobre esta noticia, que se ha preguntado a las personas sobre el poder de la oración, puesto que la fe es una de las que estaría en tela de juicio.

Es sorprendente ver la reacción de las personas que llaman a la radio a opinar acerca de la pregunta. Unos se pronuncian a favor de la oración, le dan el crédito a los santos de la devoción de cada persona, aconsejan rezarle a la virgen, al divino niño,

Lo mas común de estas personas que llamaron a favor del poder de la oración es la fuerte convicción que tienen en ella, y el hecho mas sobresaliente son las personas que aseguran tener una experiencia favorable de las oraciones que han hecho en algún momento, y han tenido respuesta oportuna a esas súplicas en diferentes circunstancias de sus vidas.

Por otro lado, hubo un grupo de oyentes que respondieron negativamente a la pregunta planteada, y de una forma casi irreverente, descartaron la efectividad del poder de la oración, hasta los mismos periodistas de la radio se sentían un poco incómodos por la violencia con la cual estos oyentes respondían la pregunta.

 Pero los científicos están convencidos que encontrarán la forma de explicar que por células, neuronas u otra parte del cerebro humano tiene fe, y entonces la conclusiones que quieren llevar a cabo es que el ser humano necesita de la figura de Dios para colmar sus vacíos espirituales.

A la par de esta noticia en la radio, vino a mi mente la misma pregunta, qué hacer si estos científicos encuentran esa célula, neurona u otra parte del ser humano que explicara la razón de la fe del ser humano.

Es una pregunta que no debemos descartar a pesar que muchas veces no queramos que ellos, los agnósticos, ateos y humanistas quieran desvirtuar lo que tenemos tan arraigado en nuestra vida, el depender de un ser superior que tiene respuestas a las necesidades que el ser humano tiene, y que ni las cosas que ha creado puede satisfacer, porque son espirituales.

Pero quiero agradecerle a un amigo, que hace tres años me regalo un texto de la biblia que me ayudó a entender mi función en el planeta, porque debemos recordar que cada vez que existe un enfrentamiento entre los humanistas y los creyentes, la pregunta existencial sale a flote de una forma sorprendente, de dónde venimos, quiénes somos y para dónde vamos, son las preguntas que cada uno de los dos grupos responden de diferente forma y que conocemos de alguna manera.

Por lo anterior puedo decirles que estoy seguro que los científicos de la universidad de Oxford encontrarán dicha célula, neurona o parte del cerebro que permite al ser humano tener fe, pero al mismo tiempo, ellos descubrirán cómo el ser humano tiene fe, encontrarán la parte o el “chip” que Dios puso en el ser humano cuando lo creó, para que todas las personas tengamos la capacidad de buscar a Dios, no negará su existencia, explicará como Dios está disponible a todas las personas, independientemente que este “chip” esté activo o inactivo en las personas que a libre albedrío del Creador quieran o no creerle.


blog comments powered by Disqus