El Hombre de Negro y el Difícil Peregrinaje

El Hombre de Negro y el Difícil Peregrinaje

Johnny nunca fue un rock star convencional, siempre se inclinó por tratar temas sociales, y por esto decidió grabó uno de sus álbumes desde la cárcel

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  ZonaJ
  • Comentarios:  


Anuncios

El country es la música del pueblo, de historias de hombres valientes que cruzan el desierto en busca de aventura, de las cantinas, la cerveza y las conquistas amorosas, pero curiosamente, en el momento de cantar liricas espirituales muchos de sus intérpretes llegaron a ser más directos y menos sutiles que algunos cantantes del pop cristiano comercial.

Este estilo sureño de folk norteamericano que por supuesto es pieza clave en la construcción del rock n roll, siempre me ha generado una simpática atracción, puedo recordar incluso de pequeño haberme alimentado de su sonido, gracias a un particular programa cómico que en algunos momentos observe llamado Hee Haw, el cual en cada episodio un grupo interpretaba canciones con letras góspel, algo que vine entender curiosamente ya de adulto.

La relación entre el country y la espiritualidad cristiana es el fiel reflejo de muchos cantantes que nacieron bajo una fe inculcada por sus padres, pero que al crecer comienza una batalla entre el mundo y sus creencias

Muchas historias alrededor de los intérpretes de este género son realmente inquietantes como la de los louvin Brothers, quienes a través de sus liricas góspel conmovían a sus seguidores, pero a pesar de advertir sobre los peligros del mal camino en su disco Satan is Real, su estilo de vida destructivo parecía reflejar dicho mensaje mucho mejor que sus canciones.

Algunas figuras de este estilo musical me generan bastante interés, como la conversión al cristianismo en los setentas de Kris Kristofferson, después de su tormentosa fijación con las drogas y el alcohol, algo por lo cual, muchos lo acusaron de ser responsable de la muerte de Janis Joplin, con quien sostenía una complicada y tormentosa relación al momento de su muerte.

La historia de personajes como la cantante femenina Dolly Parton, era por decirlo de alguna manera un poco confusa, al combinar su fe con su provocadora imagen de sex symbol, la cual sabría explotar en algunas ocasiones.

Sin embargo, ningún personaje creó una leyenda tan fascinante como la del denominado, Hombre de Negro, el gran Johnny Cash.

Johnny Cash creó a través de su rockabilly un puente musical que llamó la atención de manera paralela, tanto a los rockeros, como de los amantes del country más tradicional. Me atrevería a pensar que muy por encima de Elvis Presley.

Fue además pionero de la primera etapa del rock n roll, y su influencia en el mundo de la música se desbordó de una manera que artistas del llamado country alternativo, el gótico, el hip hop e incluso el metal lo han citado constantemente. 

Johnny creció en un pueblo de Arkansas, donde constantemente su progenitora asistía a una congregación evangélica, donde el fanatismo religioso realmente generaba sensaciones poco gratas en el joven Johnny, no obstante al observar la paz en el rostro de su madre al salir de dicho lugar le llamaba bastante su atención.

Años después en la primera era del rock n roll, empieza su vida de excesos, drogas y autodestrucción, algo que muchos de sus biógrafos le acuñan a la mala relación con su padre.

Johnny nunca fue exactamente un rock star convencional como otros de sus contemporáneos, siempre se inclinó por tratar temas sociales, reflejo de esto fue su insistente decisión de grabar el disco At Folsom Prison de 1968 en una cárcel de California.

“Siempre se identificó con los desvalidos. Se identificaba con los prisioneros porque muchos de ellos han cumplido sentencia y se han rehabilitado en algunos casos, pero aun así eran mantenidos ahí el resto de sus vidas. Él sentía una gran empatía por esas personas” afirmaba su hermano Tommy Cash.

Después de un matrimonio roto, problemas con drogas, y alcohol, comienza su regreso a la fe ayudado por su segunda esposa la también cantante June Carter.

Su álbum de 1972 llamado The Man in Black mostraría su fe de una manera directa sin necesariamente convertirse en una especie de predicador o cantante cristiano bajo esa  etiqueta, no obstante era tan directo que no pasaría desapercibido. La canción homónima del álbum se convierte entonces en su reveladora respuesta a su costumbrismo por vestir de negro.

“Llevo el negro por los que nunca han leído o escuchado las palabras de Jesús sobre la senda a la felicidad mediante el amor y la caridad. Te hace pensar que nos habla directamente a ti y a mí”.

Lo que vendría para la vida del artista en los próximos años es una dramática lucha donde el reencuentro con las drogas se convierte en una dura batalla, en la cual la adicción parecería noquearlo con fuerza y hacerlo sentir miserable, pero la fe permanecía de una manera que lo ayudaba a enfrentar un infierno constante. 

Su camino a la redención fue tan difícil, pero al mismo tiempo admirable, debido a su gran perseverancia y convicción

En el año 1985 forma el grupo The Highwaymen al lado de tres leyendas más del country: Willie Nelson, Kris Kristofferson y el fallecido Waylon Jennings.

La canción titulada sencillamente “The Highwaymen”, mostraba su profundo deseo por estar en un mundo mejor al partir de esta tierra:

“Yo vuelo en una nave espacial a través de la brecha del universo, y cuando llegue al otro lado voy a encontrar un lugar para descansar mi espíritu, tal vez yo me convierta en un asaltante de caminos otra vez, o puedo ser simplemente una sola gota de lluvia, pero voy a prevalecer”.

Lo que vendría para los próximos años es una exitosa reinvención de sí mismo, al grabar con la banda de punk One Big Pig una curiosa versión de The Man In Black y entrando los años noventa se embarcaría en la experimentación de los irlandeses U2 con la música electrónica.

El tema que da cierre al disco Zooropa es toda una obra maestra en la que parecen combinarse el pasado y el presente de la música con la canción Wanderer, la cual como era de esperarse al fusionarse el talento de Cash con Bono y compañía, nos entregarían una canción con una profunda carga social y espiritual:

“Fui a la deriva, a través de las capitales de estaño, donde los hombres no pueden caminar, o hablar libremente, y los hijos a su vez con sus padres, me detuve frente a una casa de la iglesia, donde los ciudadanos gustan sentarse, ellos dicen que quieren el reino, pero ellos no quieren a Dios en él”

La relación con el productor Rick Rubin le permitiría conservar a sus seguidores de antaño, pero también le abriría puertas para darse a conocer ante un público más joven.

Entre el 2000 y el 2002 salen a la luz dos trabajos realmente grandiosos como lo son American III: Solitary Man y American IV: The Man Comes Around discos grabados en un momento en que la salud del cantante se encontraba ya bastante deteriorada.

El 15 de mayo del 2003 fallece su compañera June Carter, el 12 de septiembre Johnny partiría a encontrarse con ella.

La historia de Johnny Cash, representa más que un legado de canciones inolvidables o de inspiración musical para muchos artistas, es la historia de todo un sobreviviente, un hombre que vivió fuertes tragedias, pasó por el infierno de las adicciones y toda la difícil carga que conlleva la fama, pero por encima de todo, la figura de un hombre cuya fe en el Dios revelado a los hombres, lo llevó siempre al camino de la luz.

"El que quiere ser cristiano debe cambiar del todo, se perderá de algunos amigos,  pero no se puede jugar con fuego, ni nadar entre dos aguas, cada día se hace necesario trazar muy claramente la línea divisoria, entre lo que eras y lo que debes ser" se convirtió en una de sus más radicales citas.

Jesús nunca dijo que nuestro paso por esta tierra sería fácil, avanzamos hacia la tierra prometida pero tropezamos constantemente entre caminos desérticos y llenos de espinos, pero es nuestra convicción de que estaremos un día en un lugar mejor si perseveramos hasta el final.

“Escucha las trompetas, escucha los gaiteros. Cien millones de ángeles cantando. Multitudes marchan al gran timbal. Voces llamando, voces llorando. Algunos nacen y otros están muriendo. Es el Reino del Alfa y Omega”. The Man Comes Around


ZonaJPor @zonajnet
Somos un movimiento juvenil creado por jóvenes y para jóvenes que integra tecnología, música, arte, comunicaciones y un mensaje diferente.

Anuncios


Add Comment

* Required information
1000
Captcha Image

Comments (0)

No comments yet. Be the first!