Un nostálgico viaje por el rock cristiano de los 90s

Un nostálgico viaje por el rock cristiano de los 90s

El rock cristiano en los 90s vivió momentos de gloria y otros muy oscuros en general. Vea un recorrido por algunos de sus mas importantes eventos aqui

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  Jorge Mario Marin
  • Comentarios:  


Anuncios

¿Qué piensas en materia de música cuando te nombran la década de los 90? Si viviste la época, ¿Qué recuerdas musicalmente? Para muchos todo se resume en grunge, sonidos alternativos o hip hop, pero también en este tiempo llegaron muchos géneros que tendrían cada uno un interesante recorrido.

Es posible que muchos piensen en el rock de maneras más que depresivas y fatalistas por aquellos años. Eran tiempos en el que las bandas alternativas explotaban su furia frente a la idea del “no futuro”. Algunas grandes figuras representativas del mundo de la música pierden su vida trágicamente, pero también hay un curioso regreso a las inquietudes espirituales que no se veía desde los años 60s.

El asunto de la búsqueda espiritual en el rock no era sin embargo un discurso exclusivo del góspel, ya que algunos creyentes estaban activos en la corriente principal como la banda U2, con su explosiva gira Zooropa, aunque músicos como Lenny Kravitz y Moby también dejarían ver sus creencias a través de sus canciones.

La línea puede cruzarse con facilidad si analizamos las inquietudes espirituales de grupos como R.E.M. o Joan Osborne.

El rock cristiano crecería de una manera mucho más amplia en aquellos años sobre todo en Norte América y parte de Europa.

Fue la época en que las gloriosas bandas glam de los 80s comenzaron a ir en declive, Stryper terminaría su primer etapa tras los incidentes controvertidos de su álbum Against The Law, aunque sigue activa en la música con proyectos como King James y Sin Dizzy, lo más destacable fue el proyecto en solitario de su vocalista Michael Sweet.

Otras bandas como Holy Soldier y Guardian, terminarían por abrazar los sonidos del rock moderno, estos últimos incluso grabando en español y ganándose en gran manera el cariño del público latino.

Otras bandas sobrevivieron un poco más con el clásico sonido hard rock como el caso de los hermanos Dann y David Huff con su banda Giant, logrando algunos éxitos en radio muy interesantes.

Petra entraría en un proceso creativo un poco más complejo, los cambios en su alineación les darían momentos muy acertados como otros no tanto, sin embargo, estos altos y bajos como diría en algún momento su guitarrista y fundador Bob Hartman les ayudaría a mantenerse centrados y no permitir que se subieran los humos a la cabeza.

Bandas que venían desde la década pasada trabajando un poco más underground como Deliverance, Mortification, Crimson Thorn, Tourniquet, Horde,  Antestor, Extol  o Vomitorial Corpurence, cambiarían la historia del rock cristiano adentrando el movimiento hacia los sonidos del trash, el death, el black y la serie de géneros extremos del metal que vendrían posteriormente.

Vengeance Rising sería un caso en el que algunos involucrados siguen hasta el día de hoy un poco desconcertados.

La iglesia Sanctuary dirigida por el melenudo pastor Bob Beeman, llevaba activa en San Diego ya desde los ochentas, albergando a las comunidades metaleras y llevándolas a conocer a Jesús.

Roger Martínez cantante de Vengeance sería uno de sus activos predicadores mientras que su violenta banda de speed metal predicaba abiertamente y sin tapujos como tal vez muchos en la escena preferían hacerlo de una manera más sutil.

Todo este entusiasmo duraría poco, al ver como la banda no generó ganancias e incluso deudas, además de ver como los músicos con los que tocaba decidían abandonar el proyecto. Roger comienza una extraña cacería donde pedía dinero a sus amigos e incluso a amenazarlos como lo hizo con Steve Rowe de Mortification, el cual no se lo tomo muy en serio después de todo. 

Actualmente resentido frente al cristianismo, se proclama ateo al mismo tiempo que satanista (¿?) y usa el nombre de su inexistente banda para promover una agenda en contra de su antigua creencia.

Grammatrain sería una de las primeras en vincularse con el grunge, Christafari en el reggae y The O.C. Supertones en el ska liderarían buena parte del movimiento.

MxPx llega con las nuevas tendencias del punk, Joy Electric por su parte sería una figura importante dentro de la electrónica, mientras que los europeos de Iona entrarían con una alternativa más fresca de rock progresivo, jazz y celta. El caso de Dakoda Motor Co. significaría un acercamiento a la comunidad de surfistas al identificarse propiamente con esta tribu urbana.

Otras bandas importantes dentro de su estilo particular serian Jars of Clay, Mortal, Circle of Dust, Danielson Family, Roadside Monument, Prayer Chain, Project 86, Third Day, Zao, Mad At The World, Hot Pink Turtle, Deitiphobia, Disciple, Code of Ethics, Ian Eskilen, Atomic Opera  y Dig Hay Zoose.

Cabe destacar que algunos de los músicos de fe más creativos que se destacarían a partir del 2000 saldrían de bandas como Coolidge (Damien Jurado), Pedro the Lion (David Bazan) o Marzuki (Sufjan Stevens).

Por supuesto no podríamos dejar de mencionar a tres nombres icónicos ya muy legendarios como lo son Audio Adrenaline, D.C. Talk y los australianos de Newsboys.

Newsboys por su parte tendría su dramático momento cuando a mitad de esta etapa su cantante John James tuvo que regresar a su natal Australia para tratar de cambiar su estilo de vida que contrastaba con el evangelistero mensaje de la banda.

Al parecer la presión de las giras fue una carga demasiado grande para el cantante, su crisis matrimonial y los abusos del alcohol e incluso las drogas, cobraron su factura.

Los músicos deciden liberar a James de toda carga y le piden que regrese a ocuparse de restaurar su vida y su hogar.

El baterista de la agrupación, Peter Furler, pasaría a ocupar su lugar en la parte vocal, mientras que el viaje de regreso de James sería una larga pero afortunada historia. Actualmente está lejos del mundo de la música pero no del pulpito en el cual testifica del Dios de la “segunda oportunidad”. 

D.C. Talk conformado por Kevin Max, Toby Mac y Michael Tait por su parte se convierte en un verdadero icono tras el lanzamiento del disco Jesus Freak, uno de los discos más legendarios de la historia que además seria el sello de identidad de toda una generación de rockeros de fe cristiana.

La llegada de su último álbum Supernatural, vendría además de otros éxitos radiales, también con sus crisis alrededor de la banda. Momentos de mucha dificultad especialmente para Michael quien tuvo algunas perdidas familiares significativas, además de ello declararía tiempo después que fueron tiempos en el que cometió muchos errores en su vida debido a la desbordante fama y en los cuales el mismo se definiría al recordar aquel periodo como el de un no creyente verdadero.

Posteriormente con la disolución del trio, emprende una carrera con su banda llamada sencillamente Tait donde plasma en forma conmovedora su dependencia a Dios. Actualmente es el cantante principal de Newsboys.

Kings X El power trio conformado por Ty Tabor, Jerry Gaskill y Doug Pinnick es hoy en día toda una institución del rock norteamericano, para los inicios de la década se convierten en toda una novedad al fusionar dos géneros no muy familiarizados como lo son el progresivo y el alternativo.

La banda hacía énfasis en su fe en las entrevistas y en sus letras, era fácil encontrar referencias a C.S. Lewis y San Agustín, pero a mitad de la década todo cambio cuando su cantante Doug Pinnick, decide romper el silencio y confesar su homosexualidad. Jerry Gaskill seria quien posteriormente cambiaría su postura y se apartaría de la fe cristiana, en el caso de Ty Tabor parece conservar su fe de una manera muy personal.

Lo cierto es que entraría en un proceso en el que sus antiguos fans cristianos ya no sabrían cómo reaccionar a su banda favorita y los músicos se verían en la ardua tarea de salirse de toda etiqueta que los vinculaba con lo espiritual.

A pesar de todo esto el sonido y forma de escritura del grupo han influenciado evidentemente a bandas cristianas posteriores y en la parte comercial se destaca que músicos del movimiento grunge apuntan al sonido de Kings X como parte de la gestación del género.

Galactic Cowboys, sería otro difícil caso para  definir con precisión en cuanto a su sonido, para algunos se resume en groove metal, pero es una definición que se queda corta teniendo en cuenta su fuerte influencia progresiva, sus coqueteos con la psicodelia o el trash  y sus coros pegajosos muy estudiados en la influencia de los Beatles.

The Detholz! de chicago seria posiblemente el caso más novedoso y a la vez más controvertido, con un clásico sonido new wave y toques de space rock, se trata de músicos que se declaran hasta el día de hoy como verdaderos creyentes, pero cuyas presentaciones no estarían basadas en el evangelismo si no en fuertes críticas hacia formas de fanatismo religioso o el tele evangelismo, todo esto debido a las malas experiencias que vivieron en su adolescencia en centros educativos y creyentes con fuertes problemas de legalismo fundamentalista norteamericano (pueden ver el articulo fundamentalismo vs rock). 

Obviamente serian irremediablemente censurados, pero como ellos declaraban, sus intenciones eran hacer reflexionar a sus oyentes frente a este tipo de problemas que se presentan dentro del circuito evangélico.

Jennifer Knapp, entraría en escena con su folk rock muy bohemio y personal que aportaría a la historia canciones conmovedoras como -a little more-. Para la década del 2000 sin embargo desaparecería por varios años dejando muchos interrogantes que se aclararían tras regresar a la luz pública, declarando que seguía siendo creyente cristiana mientras se separaba de la industria de la música góspel y su decisión de vivir su vida abiertamente como lesbiana.

El rock gótico ya se venía trabajando de manera un poco tímida en la década pasada pero sería en esta época en que más se destacaría con The Awakening, Dead Artist Syndrome y la banda que más rompería con los modelos establecidos por esa época como lo son los australianos de Virgin Black.

Sus letras retrospectivas, personales que abordaban el tema de la religión, la muerte y la espiritualidad vendrían acompañadas con un sonido de doom, sinfónico y metal gótico que los haría únicos en su tipo.

XI Death Before Dishonor, a Thousand Foot Krutch y para aquel entonces los aun no tan mundialmente famosos P.O.D. serían los pioneros del nu-metal o rap metal, pero sería igualmente el comienzo de un progresivo regreso al metal más clásico que estaría representado entre otros por los suecos de Narnia.

The Appleseed Cast es, a pesar de que su género se inclina más hacia el post rock progresivo, catalogado como precursores del movimiento emo.

Ya cerrando la década una banda de dream pop llamada Sixpence None the Richer entraría con un agradable estilo bohemio no solo a los listados góspel ya que sus canciones hablaban tanto de su relación con Dios como de románticas melodías radiales como -kiss me-.

Cabe destacar que fueron también los comienzos de la tan amada como odiada agrupación Creed, que ya hemos dejado en claro no era una banda cristiana excepto por la fe de su cantante Scott Stapp quien reflejaba en sus composiciones esa ardua lucha entre mantener su fe en medio de las tentaciones y luchas de fe. Algo que era evidente terminaría por identificar a muchos creyentes quienes buscaban canciones que reflejaran las luchas internas que tenemos muchos en diferentes etapas de la vida.

Delirious? seria la banda británica, que influenciada, por el sonido de U2 le abriría paso a lo que hoy se conoce de manera amplia como modern worship, llegando incluso a llevar la alabanza y adoración a un nivel interesante al abrirle a bandas como Bon Jovi y Bryan Adams.

Evaluar todo lo que estas bandas con sus presentaciones, videos y canciones significaron para toda una generación le da valides igualmente al verlos bajo sus crisis, sus caídas, el estancamiento de muchos de ellos, pero también recordando que no somos más que seres frágiles que solo por Su gracia continuamos de pie ante nuestras creencias en un mundo tan complicado.

Más allá de los grandes festivales de verano, las explosivas presentaciones y el desahogo del rock n roll, existe algo más importante y es no olvidar nunca al dador de la vida.

El recorrido de la vida de fe cristiana es como lo vemos en el famoso libro de Juan Bunyian “El Progreso del Peregrino” un viaje arduo y lleno de espinos en el camino y solo llegamos a la meta si dependemos totalmente del Dios de las segundas oportunidades, en vez de dejarnos guiar por la culpa, abrazamos la gracia y el perdón que nos ofrece.


Jorge Mario MarinPor @GeorgeRock
Jorge Mario es un super conocedor de la música y en especial del rock y el metal cristiano.  Gracias a sus conocimientos es el director de ZonaJ Muzic

Anuncios