La Liturgia Eléctrica y los Orígenes de la Llamada Adoración Contemporánea

La Liturgia Eléctrica y los Orígenes de la Llamada Adoración Contemporánea

El fenómeno de la adoración y alabanza contemporánea pasa por un buen momento comercial. Pero, ¿qué tan moderna realmente es? Descúbralo aquí

  • Catagoría:  Musica y Cultura
  • Autor:  Jorge Mario Marin
  • Comentarios:  


Anuncios

Un gran juego de luces empieza a anunciar la venida de una banda, humo moviéndose por el escenario, aplausos y silbidos se entonan, progresivamente aparecen en el escenario unos jóvenes músicos de apariencia hipster, en ocasiones apoyados por un grupo de chicos y chicas que animan con coreografías.

Todo listo para un típico recital de rock n roll, pero existe una gran diferencia, los músicos están aquí para cantar acerca del Rey de Reyes, las canciones siguen la línea actual de pop rock o electrónica pero sus letras son enfocadas al himnario de cada domingo en la iglesia.

Lo más llamativo es por supuesto lo que ocurre en muchas ocasiones…. ¡El escenario es la iglesia misma!

Es lo que hoy conocemos de una manera recurrente, en términos equivocados o acertados, desde el punto de vista que se le analice, como adoración contemporánea o modern worship.

Equivocados en el sentido de llamar moderno o contemporáneo a una práctica vital que realmente hace parte de la vida del creyente cristiano y que por supuesto no podemos entender solo en términos de entonar canciones, pero tal vez acertado en el sentido de una forma de que las generaciones actuales puedan ver en sus términos musicales una manera de adorar a Dios.

Todo esto “comenzó” en Europa a mitad de los noventas con excelentes bandas como los británicos de Delirious?, podemos decir de alguna manera que se “institucionalizó” con las modalidades musicales de la iglesia Hillsong, originaria de Australia, lacual se ha extendido por varias partes del mundo.

Se amplió con grupos como los norteamericanos SonicFlood y que actualmente tiene en sus referentes a artistas como Planetshakers, Jesus Culture, David Crowder, Chris Tomlin, Bethel y en América Latina grupos como Su Presencia y En Espíritu y Verdad; en el caso de España podríamos nombrar a la banda Esperanza de Vida.

Cabe destacar que bandas ya legendarias como Newsboys, Third Day y Christafari entraron en sus actuales producciones en esta línea musical.

Como pasa con todas las vertientes del rock, no pasó mucho antes de que llegaran sus eternos detractores.

En este caso sería dentro de los más destacables Dan Lucarini un ex líder del movimiento quien actualmente promociona algunos de sus libros siendo el más popular “Why I Left the Contemporary Christian Music Movement: Confessions of a Former Worship Leader”.

Para Lucarini todo se basa en el ya gastado argumento de usar “música del mundo” en la iglesia que según él lleva por caminos sensuales y alejados de la moral cristiana.

Dejando todo esto de lado, podemos decir que desde los años ochenta agrupaciones como Petra o proyectos interesantes como el Power Praise dirigidos por el músico y productor John Elefante, quien fue en algún momento vocalista de la banda progresiva Kansas, abonaron el camino para el actual movimiento, pero podríamos incluso mirar más atrás.

De alguna manera y sin tratar de exponer ahora los puntos positivos o negativos en el terreno teológico todo este movimiento de los principios de siglo veinte del pentecostalismo y vertientes carismáticas trajeron inquietudes de cambiar las nuevas formas de presentar la liturgia cristiana, esto se extendió también en algunos movimientos como la llamada renovación católica carismática que fue muy fuerte en la década de los sesentas.

Muchos de estos grupos encontraron en la música contemporánea y el movimiento contracultural de los sesentas, una forma de sintonizar a la actual generación de jóvenes con la iglesia, quien fue precisamente por la década de los cincuentas y sesentas en donde escaseaba la presencia de figuras juveniles en ellas.

En ocasiones hasta fueron utilizadas agrupaciones que ni siquiera pretendían ser identificadas como bandas de rock cristiano, otras de denominaciones anglicanas, bautistas o pentecostales empezaron a adentrarse en el complicado camino de fusionar la música moderna con el culto religioso.

Es aquí donde aparecen discos como el Electric Church de The Reflection con Sonny Salsbury,  el coro God Unlimited de Tom Belt o la ópera rock británica A Man Dies por la banda The Strangers acompañados de Valerie Mountain y Ricky Forde.

Por los años sesentas en Polonia, Katarzyna Gärtner, intérprete de música contemporánea tiene la idea de componer una misa armonizada por el género bigbit (lo que puede definirse como la forma de ese país de denominar el rock basados obviamente en el beat que popularizó la invasión británica).

Esta reinterpretación fue grabada por una popular banda llamada Czerwono-Czarni bajo el nombre de Msza Beatowa y el escenario para el lanzamiento fue la iglesia Podkowa Leśna en 1968.

Curiosamente en ese mismo año pero en Norteamérica la banda The Electric Prunes también decide grabar su Mass in F Minor, cantada en latín y con una base de rock psicodélico, esta fusión da como resultado un trabajo de gran valides artística.

Décadas atrás antes de que Australia nos diera bandas cristianas tan relevantes como Newsboys o Mortification, en el año 1971, la Catedral de St. George Perth de corte anglicano graba la Rock Mass for Love, interpretada por una banda de rock duro psicodélico llamada Bayery, y el acompañamiento de la orquesta de jazz de Bruce Devenish, todo con el deseo de renovar el entusiasmo por la música de adoración, contando con una presentación televisiva.

Pero por supuesto el más popular de los conceptos de fusionar el culto cristiano con la música rock vendría con la banda norteamericana Mind Garage y su llamada Liturgia Eléctrica.

En 1967 en plena onda hippie esta banda de West Virginia, con el típico sonido de rock psicodélico, fue apoyada por el reverendo Michael Paine y su esposa.

Ellos tenían la idea de usar todo el potencial y talento de esta agrupación para usar el rock y darle un nuevo enfoque a la música de la iglesia que pudiera ser atractiva a la juventud de aquel entonces.

En un servicio episcopal ortodoxo aparecen por vez primera las notas musicales tan particulares de esta banda, estos eventos fueron incluso televisados. Ellos comenzaron a tener un éxito tal que se movió por varias iglesias y variadas denominaciones.

La agrupación contaba con miembros tanto católicos como protestantes y su propuesta fue llamada por algunos como theo-rock.

Como era de esperarse la banda no estuvo exenta de polémicas, ya que sus afiches promocionales contaban con el dibujo de una mujer mostrando sus pechos completamente desnudos, algo que incluso en la actualidad podría ser difícil de entender o interpretar para la sensibilidad evangélica. 

Sus presentaciones se extendieron por varias ciudades como New York o Washington, además encontraron su aceptación y espacio en iglesias metodistas, presbiterianas, ortodoxas y por qué no decirlo encontraron cierta simpatía en la población judía, todo esto bajo el nombre de Liturgia Eléctrica.

En 1969 rechazaron la invitación de presentarse en Woodstock y al año siguiente el entusiasmo de sus integrantes para continuar como banda se fue apagando, aunque realmente jamás hubo una despedida oficial ni ninguna disputa o desacuerdo por parte del grupo.

Para el año 2007 se reunieron en un festival organizado por su vocalista Larry McClurg y el productor Artie Kornfeld (promotor de Woodstock) llamado curiosamente Goodstock Music Festival, al lado de otras bandas como Virginia Street o Powder Finger.

La banda es igualmente un claro referente de los inicios del rock cristiano al lado de Larry Norman, Isabel Baker o The Pilgrims, pero vale la pena analizar si tanto Mind Garage como las anteriores propuestas mencionadas fueron el inicio de lo que en realidad llamamos Adoración Moderna y que tan “moderna” puede ser en realidad, por supuesto obviamente en cuestión de términos musicales y claro vale la pena poder escucharlas y valorar lo que significaron para aquellos primeros años de la historia del rock.


Jorge Mario MarinPor @GeorgeRock
Jorge Mario es un super conocedor de la música y en especial del rock y el metal cristiano.  Gracias a sus conocimientos es el director de ZonaJ Muzic

Anuncios


Su opinión es importante

* Campos obligatorios
5000
Captcha Image

Comentarios (1)

Sort By
 
 
0/5 (0)
 
 
Gravatar
New
Anthony
Gravatar
1
0
0
May 2019
First Poster
Anthony dice...

Excelente artículo, es importante para la comunidad cristiana abrir su mente y conocer la historia de lo que ellos consideran moderno dentro de las congregaciones. Quienes nos hemos dedicado a conocer toda esta historia, nos damos cuenta de las contradictorias frases y argumentos para atacar el Rock Cristiano y creer que la música que se toca en las iglesias es lo que realmente debe ser escuchado por un cristiano, sin saber que todos estos subgeneros y practicas músicales dentro de las iglesias tienen sus inicios en muchas vertientes de la música Rock mas que de cualquier otra, incluso, mas que el Gospel que ya existia desde mucho antes.