Blog / Artí­culos


Drop Box

  • Catagoría:  Artí­culos

La vida del Pastor Lee, quien junto a su esposa recibe niños abandonados en Corea, es relatada a través de este hermoso documental,,,

Una de las dificultades que yo tengo, y que creo es una pregunta que muchos cristianos tienen constantemente en sus cabezas es ¿cómo vivir de verdad lo que he creído?, ¿cómo hacer la diferencia en este mundo?, ¿cómo ser verdaderos discípulos de Jesús en un mundo con tantos problemas y dificultades?.

Siempre, desde que era adolescente tenía un deseo y un anhelo en el corazón, ser y hacer algo diferente con mi vida, soñaba con cambiar las cosas para bien, soñaba con cambiar el mundo, un mundo diferente, mas justo, más equitativo, mas sano, en fin, un mundo más cristiano.

Es una pregunta que todavía me hago, aunque tengo que confesar que ya no tanto como antes, pero igual todavía tengo ese sentimiento ahí, el deseo de que las cosas cambien siguen intactas, pero, al pasar de los años esa pregunta ha cambiado, se ha convertido más bien en una invitación, ¿qué puedo hacer yo para que las cosas cambien?, ¿cómo puedo empezar?

Esta semana tuve la oportunidad de ver una película acerca de un pastor en Korea que tuvo este mismo deseo, con la diferencia que llevó ese deseo a una realidad, decidió crear una pequeña caja en su iglesia, una caja con una lucecita y una alarma para avisar cuando alguien dejara un “paquete”, lo único es que el contenido de estos “paquetes” es un contenido muy especial, en realidad eran bebés recién nacidos, que podían ser dejados allí en ese lugar en vez de tirarlos a las calles o los basureros en medio del invierno de Seul, la capital de Korea del Sur.

La vida del Pastor Lee es relatada hermosamente a través de este documental, quien junto con su esposa decidieron recibir los niños abandonados de Korea, muchos de ellos con malformaciones y síndromes de aprendizaje, razón por la cual sus padres, en su mayoría adolescentes decidían abandonarlos en las calles.

Hoy en día tienen más de 15 niños en la casa y reciben en promedio un bebé diario en la cajita para bebés (Drop Box) de su iglesia. Esta es una película que vale la pena ver y ver, y llorar y llorar (al menos así la vi yo), aquí les dejo el trailer de The Drop Box, y si pueden comprénla, véanla con amigos, familia y ojalá este sea la primera semilla en ustedes para comenzar proyectos como este o mucho más grandes.

They’re not the unnecessary ones in the world. God sent them here for a purpose. Pastor Lee Jong-rak


Andres RinconPor @andreszonaj
Escribo lo que pienso. Este No es un espacio de reflexiones o pildoritas para hacerlo sentir bien, mas bien tiene la intención de hacerle sentir lo contrario. Fundador de ZONAJ.


blog comments powered by Disqus