Blog / Fe
¿Quien es el Dios de pactos?


¿Quien es el Dios de pactos?

  • Catagoría:  Fe

¿Tiene usted idea de quién es y cuales son las características del verdadero Dios de Pactos?

Es la hora de hablar de un tema tan espinoso y desconocido, y creo que es la hora de aclararlo por el bien de muchos, que pueden acercarse a un Dios firme y que cumple sus promesas, pero por la mala interpretación y  las pasiones egoístas de unos cuantos, pueden hacer que muchos se lleven una impresión equívoca de un Dios fiel.

Hemos oído de algunos predicadores populares que dicen “Haga un pacto con Dios”, con el fin de obtener recursos financieros, empleo, sanidades, milagros y otras necesidades materiales.

La dinámica empieza allí, con el hecho de dar una cantidad de dinero para que a cambio, Dios te de una petición o un favor que quieras, y que Dios está obligado a darte, ya que se omite una característica especial de Dios, que Él es omnisciente (Hebreos 4:13).

Al saberlo todo, Dios conoce que es lo que nos conviene y que no (Proverbios 16:25), aquí comienza a existir la primera divergencia entre la doctrina Bíblica y la doctrina de la semilla, porque la primera está sometida a la Omnisciencia de Dios y la segunda se amarra al juicio limitado  del ser humano.

“Tú ya eras Dios aún antes que las montañas se formaran y que crearas la tierra y el mundo. Tú siempre has sido Dios y siempre lo serás”

Salmos 90:2
Texto tomado de la Biblia,
La Palabra de Dios para Todos (PDT)

Desafortunadamente, al desconocer esta característica de Dios, muchas personas han determinado alejarse de Cristo porque consideran al Cristianismo un fraude, gracias a unos líderes que quieren llenar sus bolsillos de dinero, y se les ha ido el amor por las almas, yéndose detrás de sus propias pasiones, llevando consigo miles de personas que jamás creerán en este Dios de amor, por un mensaje distorsionado y errado.

La doctrina de la semilla que defiende la existencia del dios de pactos viene de la misma Biblia:

“Seguidores míos, reúnanse a mi alrededor, ustedes que hicieron un pacto conmigo, ofreciendo un sacrificio”

Salmos 50:5
Texto tomado de la Biblia,
La Palabra de Dios para Todos (PDT)

Este texto ha sido mal interpretado porque en ningún momento se habla que la propuesta del pacto sea del ser humano, como algunos han comunicado erróneamente, al contrario, si vemos con atención este versículo podremos ver que Dios hizo su Pacto o propuesta, y la forma en que el ser humano aceptó ese pacto fue a través de un sacrificio.

Valga la pena aclarar que la iniciativa viene de Dios y no de los hombres.

Históricamente, el origen del dios de pactos es de la región de Siquem, una población ubicada a dos kilómetros de Nablus, Cisjordania. Allí fue donde llegó Abraham a pasar un tiempo con su mujer Sara y su sobrino Lot, cuando se dirigían hacia La tierra prometida (Canaán).

Este lugar fue famoso porque se estableció como el lugar de refugio para homicidas en el tiempo de Josué, allí mismo él dio su último discurso al pueblo de Israel antes de morir. Y fue en ese mismo lugar donde Jesús habló con la Samaritana.

En esta región existía un pueblo conocido como los Amorreos, descendientes de Cam hijo de Noé, quiénes se caracterizaban por estar dispuestos para la guerra, que más tarde, se volverían en el imperio Babilónico, porque llegaron a extenderse desde Ur (Iraq) hasta Canaán (Israel, Cisjordania y Gaza), y se les conocería por un famoso monumento “El Código de Hammurabi”

Los amorreos tenían como costumbre hacer pactos, poniendo como testigo a un dios llamado Baalberit, que significa “señor del pacto”, cuando los Israelitas llegaron a Siquem en tiempos de Josué, conocieron a este dios.

Posteriormente, cuando Gedeón murió, el pueblo de Israel se olvidó de Dios y empezaron a adorar a este dios (Jueces 8:32), no siendo la primera vez que lo hacían y mucho menos la última.

“Ahora, hagamos un pacto ante nuestro Dios para expulsar a todas sus mujeres con sus hijos. Así seguiremos tu consejo y el de la gente que respeta las leyes de nuestro Dios”

Esdras 10:3
Texto tomado de la Biblia,
La Palabra de Dios para Todos (PDT)

La doctrina de la semilla defiende en este caso, que el pueblo de Israel hizo un Pacto de obediencia con Dios, la verdad es que lo hizo fue un pacto de obediencia ante Dios. Es decir, Dios es testigo que en ese día el pueblo de Israel se compromete a obedecer los mandamientos que Él les había dado desde tiempos de Moisés.

Baal significa señor, y el sufijo que le acompañe describe una cualidad de éste.

Baalberith se caracteriza por ser un demonio que al entrar en un ser humano, lleva a la persona a pactar con entes diabólicas con el fin de conseguir sus caprichos o la conclusión de sus planes con suma rapidez, sin tener en cuenta las consecuencias espirituales que conlleva.

Son esos caprichos y la rapidez de hacerlos realidad, lo que algunos venden en esas campañas espirituales, donde el arrepentimiento sincero de corazón y la santidad han quedado de lado, o se tratan de una forma tangencial, que la verdad no tiene la fuerza que merece.

En conclusión, podemos afirmar que el dios de pactos que venden en muchos lugares, y que a cambio de cosas materiales vas a obtener mayores riquezas, es un fraude completo que lo que hace es satisfacer los deseos materiales humanos.

Aunque Dios si quiere bendecirnos con muchas cosas, lo primordial para Él es que cambiemos nuestra manera de vivir, que dejemos nuestro pecado y que cada día procedamos a la imagen perfecta de Cristo.

Cada vez que alguien te diga que pactes con dios para conseguir alguna petición, ten en cuenta que no se trata del Dios de la Biblia.


blog comments powered by Disqus