Artículos


¡Cuida tu corazon!

¿Se ha preguntado alguna vez cuál es la parte de su cuerpo que más cuida?} después de preguntar me di cuenta que pocos se cuidan el corazón...

Cuida tu corazon!

Y a decir verdad muy pocos, a la hora de cuidar nuestro cuerpo, pensamos en órganos tal vez más importantes o más necesarios que el pelo, sin decir que es muy importante. Pero si ustedes se ponen a pensar podemos vivir sin pelo, de hecho muchos hombres han vivido sin él por muchos siglos, y aún así han sido grandes hombres de la historia como Gandhi, Martín Luther King entre otros.

En el caso de las mujeres es un poco más complicado porque en la historia, al menos en la que yo sé, no encuentro una mujer calva que haya hecho historia, además una mujer con alopecia sería algo extraño y hasta un poco desagradable, pero aún así, las mujeres podrían continuar con una vida “casi” normal sin el pelo, podrían seguir siendo novias, esposas y mamás.

Pero,  ¿cuántos de nosotros podríamos vivir sin los pulmones, o sin el hígado, o sin los dos riñones o sin el corazón? Y es precisamente del corazón que quiero hablarles hoy, el órgano más importante de todos y tal vez, el que menos cuidamos.

Miren unos datos interesantes del corazón:

  • Es el único órgano de nuestro cuerpo que no sufre de cáncer.
  • El corazón propulsa la sangre a lo largo de 200 km de venas y arterias dentro de nuestro cuerpo.
  • El corazón late más de 30 millones de veces al año, y unos 2000 millones en toda nuestra vida.
  • En la antigüedad, para los pueblos del medio oriente, el corazón describía el alma, el espíritu y la mente, en otras palabras, describía el centro de nuestra personalidad y emociones.
  • Y esta descripción es muy similar de lo que para nosotros significa el corazón.

Uno de los proverbios de Salomón dice: “Sobre toda cosa que guardes, guarda tu corazón, porque de él mana la vida”.

Salomón está diciendo, por encima de tu pelo, tu cara, tus manos, tus ojos, etc.…. cuida tu corazón. Y creo que el corazón, es en este momento el órgano que menos cuidamos nosotros lo jóvenes.

No lo cuidamos porque hemos dejado que desde la niñez, se hayan metido en él, sentimientos equivocados y que nos hacen daño, y los hemos dejado vivir por años en nuestro corazón. Esa rabia que nos dio con nuestro papá que no abandonó, esa rabia con esa mamá que nos maltrató, con los hermanos, tíos, abuelas, etc., y empezaron a surgir sentimientos de amargura, odio, dolor, resentimiento entre muchos otros que empezaron a dañar y destruir nuestros corazones.

O cuando llegamos a la adolescencia y empezamos a entregar nuestro corazón a las personas equivocadas y en el tiempo equivocado, entonces empezamos a sufrir con esa persona que simplemente jugó con nuestro corazón y que no le dio el valor que tiene, cuando ese novio o novia, nos dejan botados por otro, cuando simplemente nos decía cosas bonitas porque lo que quería era acostarse con nosotros y no involucrar su corazón con el nuestro, y es ahí donde se sigue ensuciando nuestro corazón más y más, con sentimientos de dolor y de rechazo, empezando a formar barreras para nadie nunca más me vuelva a hacer daño o en el peor de los casos empezamos una búsqueda insaciable por alguien que valore nuestro corazón, sin buenos resultado en muchos de los casos.

El hecho es que dejamos que el pecado entre a nuestro corazón y que empiece a matarlo lentamente.

Salomón habla de que dé el corazón proviene la vida, brota la vida, pero cuando todos estos sentimientos llegan a nuestro corazón, él se empieza destruir lentamente. Como cuando comemos mal, grasas, dulces, harinas en cantidades brutales, le sumamos que tenemos el vicio del cigarrillo y el alcohol y a esto le sumamos que no hacemos nada de deporte, el corazón tarde o temprano va a empezar a fallar y pasarnos la factura.

La realidad es que cuando no cuidamos nuestro corazón se nos va la vida, es por eso que una gran parte de los suicidios y depresiones en los jóvenes tienen que ver con éste tema del corazón, relaciones rotas y noviazgos frustrados, porque a la final nos damos cuenta que no hemos cuidado nuestro corazón y se lo entregamos a otros que no lo ven como el tesoro que es y lo maltratan.

Si te encontraras un tesoro lo cuidarías para que nadie se lo robara o le hiciera daño, tu corazón es un tesoro y debes protegerlo de que nadie se lo robe y le haga daño.

Andres RinconPor @andreszonaj
Escribo lo que pienso. Este No es un espacio de reflexiones o pildoritas para hacerlo sentir bien, mas bien tiene la intención de hacerle sentir lo contrario. Fundador de ZONAJ.



También te podría interesar



Déjanos Tu Opinión



blog comments powered by Disqus