Blog / Reflexiones
Cuando pensaste que yo no estaba mirando | Reflexiones


Cuando pensaste que yo no estaba mirando

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, colgaste mi primer dibujo en el refrigerador, y deseé pintar otro.

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, alimentaste a un gato callejero, y yo pensé que era bueno ser amoroso con los animales.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, horneaste un pastel de cumpleaños para mí, y supe que los detalles son cosas especiales.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, pronunciaste una oración, y creí que había un Dios a quien siempre podría hablarle.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, me diste un beso de buenas noches, y me sentí amado.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, vi que corrían lágrimas de tus ojos, y aprendí que algunas veces las cosas duelen; pero que está bien llorar.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, sonreíste, y eso me hizo desear ser bonita así también.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando, me cuidaste, y deseé ser lo máximo que pudiera llegar a ser.

 

Cuando pensaste que yo no estaba mirando... miré... y quise darte las gracias por todas esas cosas que hiciste cuando pensaste que yo no estaba mirando.

 

María Rita Schilke

 

Proverbios 31:10

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

 

Proverbios 31:28, 29

Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba.
Muchas mujeres hicieron el bien; mas tu sobrepasas a todas.


blog comments powered by Disqus