Blog / Deportes
Vale la pena ser caddie de Tiger Woods


Vale la pena ser caddie de Tiger Woods

El caddie de Tiger lleva ganados 20 millones durante los 10 años que lleva trabajando para el reconocido golfista norteamericano.

Steve Williams nació en Nueva Zelanda hace 45 años,  se convirtió en caddie de Tiger Woods hace diez años, después de  trabajar con otros golfistas como Greg Norman y Raymond Floyd, entre otros.

"Cuando me llamó Tiger pensaba que era una broma. Le colgué el teléfono. Luego insistió y me fui con él", dice Williams, poseedor de uno de los mejores ranchos de Nueva Zelanda. Es el segundo caddie en la carrera profesional de Tiger.

En ese invierno de 1999, ni siquiera ese caddie profesional podía imaginarse que acabaría siendo el deportista mejor pagado de su país y el vigésimo golfista mundial con mayores ganancias de la década sin ser ni deportista ni golfista.

Sólo en premios se calcula que, en estos diez años, Williams ha ganado 20 millones de dólares, lo que le colocaría en el puesto 20 entre los golfistas.

A una media de dos millones por temporada, sólo una treintena de los 96 jugadores que disputan el Masters ingresaría más dinero que él. ¡Y lleva diez años!

Además, Williams tiene firmados cuantiosos contratos publicitarios. También se desconoce qué trato privado tiene con Tiger.

El mejor jugador del mundo confía en Steve a ciegas pese a que en algún momento se haya especulado con una ruptura que sería "clave", según los expertos, para la carrera de Woods.

"Sé cuándo debe hacer una broma o ponerme serio con él", ha dicho sobre su relación con Tiger.

Han pasado 33 años desde que llevara la bolsa de Peter Thomson en el New Zealand Open. Cobró 150 dólares.

Luego fue capaz de mentir a Norman acerca de su edad para poder trabajar para él y de insultar a Phil Mickelson para defender a su jefe.


blog comments powered by Disqus